Decálogo del buen buscador de vuelos

Buscar un vuelo barato en Internet no es tarea fácil y para muchos resulta demasiado costosa, además de aburrida. Para facilitar la tarea están proliferando en red los llamados metabuscadores, es decir, páginas web que aglutinan la mayor cantidad de agencias y compañías aéreas y sus ofertas para que el usuario solo tenga que realizar una búsqueda en una página. Uno de estos metabuscadores es Liligo.com que además, nos ha dejado algunos trucos a la hora de buscar un vuelo barato.

1. No buscar sólo ida y vuelta. En ocasiones es montante total del billete es más barato si se vuela con dos compañías diferentes, una a la ida y otra a la vuelta.

2. Ser flexibles en las fechas siempre que sea posible. Modificar las fechas del viaje en uno o dos días puede suponer una rebaja en el billete.

3. Reservar con la mayor antelación posible.

4. Combinar vuelos en compañías low cost y convencionales. En vuelos en los que haya que realizar una escala suele ser más barato comprar un billete en una compañía low cost desde el origen hasta el primer destino y un segundo billete en una compañía convencional desde la escala hasta el destino final.

5. Comprar dos billetes de ida y vuelta. En vuelos de largo recorrido con estancias cortas es más barato comprar dos billetes de ida y vuelta. Por ejemplo, si se quiere volar a Nueva York un martes y regresar un jueves se compraría un billete de ida y vuelta con ida el martes y regreso el lunes siguiente y otro billete con ida el sábado anterior y vuelta el jueves que se quiere regresar. De este modo se usan los billetes que se desean y sale más barato que un solo billete de ida y vuelta en apenas dos días.

6. Comprar los billetes en nuevas compañías o en la apertura de nuevas rutas de una compañía.

7. Utilizar el sistema de alertas de los metabuscadores. Estos sistemas avisan al usuario de las precios más baratos en los destinos que han programado.

8. Si se conoce a alguien en el destino preguntarle el precio de los billetes para saber cual es el precio más barato por el que se puede adquirir uno.

9. Conocer todos los aeropuertos del destino y alrededores ya que suelen tener mucha competencia de precios en las tasas de vuelos.