La Cueva del Apocalipsis, el lugar más misterioso de Grecia

En la isla griega de Patmos se encuentra este fascinante y sagrado lugar, Patrimonio de la Humanidad, que además de un destino religioso, es paraíso para los senderistas

María Escribano
 | 
Foto: PanosKarapanagiotis / ISTOCK

El centro espiritual más importante de la isla griega de Patmos es la Cueva del Apocalipsis, que a su vez es uno de los lugares más sagrados de Europa (y del mundo, después de Jerusalén). ¿El motivo? Aquí es donde Juan, desterrado en la isla por difundir la palabra de Dios en los primeros momentos de la era cristiana, escribió su Libro de las Revelaciones, el Apocalipsis. Se cree que las fisuras que se pueden ver en el techo es de donde provenía la voz de Dios.

Cueva del Apocalipsis Patmos Grecia
Cueva del Apocalipsis.  | PanosKarapanagiotis / ISTOCK

Hoy, la Cueva del Apocalipsis, ubicada a medio camino entre Chora y Skala, no es solo un destino religioso, sino también de naturaleza, ya que muchos visitantes buscan caminar por la zona y admirar los bellos paisajes que se divisan desde la cueva, con todo el archipiélago del Dodecaneso a sus pies. Pero hay que tener en cuenta que el terreno de Patmos es muy irregular, con colinas empinadas, terreno volcánico, callejones en cuesta… Una delicia para los aventureros senderistas.

Vista de Skala, Patmos, Grecia, cueva del apocalipsis
Vista de Skala, Patmos.  | 1001nights / ISTOCK

Dentro de la cueva

Tras cruzar varias estancias del edificio en que se haya la cueva, el viajero se encuentra con la iglesia de Santa Ana y la propia cueva, ubicadas en la misma sala y separadas por una bóveda de piedra. Antes de entrar a la cueva, una inscripción:

Este lugar, que deja una huella imborrable, es la casa de Dios y las puertas del cielo

Entrada a la cueva del Apocalipsis, Patmos Grecia
Entrada a la cueva.  | PanosKarapanagiotis / ISTOCK

Con unos 6,60 metros de largo y 5,50 de ancho, la cueva está decorada con varias lámparas, una de ellas, situada sobre una roca que Juan utilizaba como almohada. Hay más rastros de Juan en la estancia: una huella de su mano y un hueco en la piedra donde apoyó su cabeza, que se hallan señalizados y enmarcados. 

Cueva del Apocalipsis Grecia Patmos
Dentro de la cueva.  | PLBechly

Patrimonio de la Humanidad

En 1981, Grecia declaró a Patmos ‘isla sagrada’ y 18 años después, la Unesco incluía su centro histórico, Chora, junto con el Monasterio de San Juan y la Cueva del Apocalipsis, en su Lista de Patrimonio de la Humanidad. Además, Patmos forma parte de la red Coesima, como uno de los siete lugares de peregrinación más importantes de Europa.

Monasterio de San Juan el Teólogo en Patmos
Monasterio de San Juan el Teólogo.  | Freeartist / ISTOCK

Es el Monasterio de San Juan el Teólogo, fundado en el año 1088, el que dio origen a la ciudad medieval de Chora, una de las más bellas y mejor conservadas del mar Egeo. Con sus casitas blancas encaladas brillando al sol, con sus estrechos callejones de piedra y sus restaurantes y tiendas escondidos… Chora se ha convertido también en un gran destino turístico. Además del monasterio, cuenta con docenas de pequeñas iglesias de los siglos XV al XVII, construidas con piedra local y con techos de madera de ciprés, algas, tierra y astivi, un tipo de arbusto que crece en la isla de Patmos.

Patmos Grecia
Molinos y el monasterio de San Juan el Teólogo en Patmos.  | Freeartist / ISTOCK

El museo-sacristía del Monasterio es el más grande de todo el Egeo y la biblioteca guarda verdaderos tesoros, como unos 1.200 códices manuscritos, más de 13.000 documentos y más de 4.500 incunables. Además, el monasterio es lugar de peregrinación, corazón de la isla, y ha sido centro de enseñanza de la Iglesia Ortodoxa griega.