Cuestión de árboles (de Navidad)

A pesar de que queda un mes para que comience oficialmente la Navidad, los preparativos ya están aquí. Luces y adornos navideños comienzan a inundar ciudades de todo el mundo.

Entre los adornos navideños el árbol tiene un lugar especial. Pinos o abetos son los tipos de árbol que, según la tradición, se adornan con luces y objetos de colores durante la Navidad y no hay ciudad del mundo que no tenga uno en sus calles o en sus lagos, como en Río de Janeiro.

El caso es que el más grande del mundo en tierra firme se construyó el año pasado en México D.F. (110 metros de altura) pero es Río de Janeiro quien acoge cada año el árbol de Navidad flotante más grande del mundo. Y es que este espectacular abeto está construido sobre una base de 810 metros cuadrados, mide 85 metros de altura, pesa 542 toneladas y cuenta con 105 kilómetros de cable luminoso y 3 millones 300 mil luces.

Este árbol se ubica en medio del lago Rodrigo Freitas y su inauguración el 4 de diciembre marcará el comienzo de las fiestas navideñas, hecho que se está convirtiendo en una tradición ya que la puesta de este árbol se lleva haciendo desde hace 15 años (1996).

Este año el tema del árbol será "Una historia de reencuentros" por lo que se ha optado por velas, trigo, campanas y puntillas, además grandes estrellas blancas "saldrán" del árbol gracias a la tecnología 3D como elementos decorativos.

El árbol se mantendrá encendido desde el 4 de diciembre de domingo a jueves de 19:30 a 2:00 horas y viernes y sábados de 19:30 a 3:00 horas. Se encenderá por última vez el 6 de enero.