Construyendo la maleta perfecta

Una de las principales preocupaciones de todo viajero es hacer bien la maleta. Llevar todo lo que vamos a necesitar sin que falte ni sobre nada.

Foto: ISTOCK

Hacer la maleta puede resultar uno de los momentos más estresantes del viaje. El evitar facturarla hace que ésta sea cada vez más pequeña por lo que necesitamos optimizar su espacio al máximo. Para eso, ARGVE (Asociación Española de Gestores de Viajes de Empresa) propone una serie de sugerencias, para que la maleta sea perfecta.

- Gadgets y otra tecnología. Smartphone, tablet, ordenador... cada vez son más los aparatos tecnológicos que se nos hacen imprescindibles a la hora de viajar. Todos llevan baterías que necesitan ser cargadas por su correspondiente cable. La mejor opción es llevar un único cable -siempre que sea compatible- con salida usb y es que casi todas las televisiones de los hoteles cuentan con un puerto usb desde donde se pueden cargar estos aparatos sin necesidad de adaptador para el enchufe.

- Ropa delicada: si por alguna razón necesitamos llevar ropa que se arruga fácilmente, una opción es poner papel pinocho entre cada una de las dobleces de la prenda para que se arrugue menos.

-Optimización de espacio: una de las mejores opciones para llenar todos los huecos de la maleta es enrollar toda aquella prenda que no se arrugue fácilmente.

-Cinturones: la mejor forma de transportar los cinturones es en el cuello de las camisas. De este modo, ocupa menos espacio y no se deforma el cuello de la prenda.

- Toallitas secadoras: Las encontraréis en cualquier supermercado, ya que se utilizan para contrarrestar la electricidad estática en las secadoras, por lo que si la introducimos en nuestra maleta, evitaremos la humedad de la cabina del avión y conservará el olor a recién lavado del suavizante.

- Gorros de baño: Estos amenities de los hoteles resultan muy útiles a la hora de utilizarlos para proteger la ropa de la suela de los zapatos y de este modo, no manchar las prendas.