Consejos fotográficos

- Si utiliza a un familiar como modelo, olvídese del monumento y concéntrese en detalles significativos como su relación con el entorno, sus manos, sus ojos o sus gestos. Piense en el personaje como el protagonista de la foto, no como un pariente que posa para luego mostrar la imagen a los amigos. También hágale firmar una autorización si desea comercializarla, pues la vida da muchas vueltas.

- Para adquirir un estilo, conviene plantearse antes de cada foto qué opciones tiene de obtener resultados diferentes. No repita lo que harían la mayoría de fotógrafos en esa situación. Para una mente inquieta no hay nada más aburrido que tomar fotos rutinarias.

- Recuerde que para comercializar una foto lo que cuenta es lo que expresa y no la categoría de la cámara.