Cómo volar en Business a precio de Turista

Algunas aerolíneas ofrecen volar en business con billete de Turista, en ocasiones y, siempre, a sus clientes más fieles. Para optar a las subidas de clase en las aerolíneas, conocidas en inglés como "upgrades" o "upg", ahí van las recomendaciones publicadas en la revista "Forbes" y nuestros consejos.

Pilar Hermida

Ante todo, fidelidad
Elegir una aerolínea asociada a una alianza permite abonarse a su programa de millas gratis. A la hora de seleccionar su vuelo, buscar la tarifa más barata en Turista no siempre es una buena opción si quiere beneficiarse de la Business, ya que las millas se dividirán entre las diferentes tarjetas de fidelidad que posea.

Vuele, pero además, gaste
Cuantos más aviones coja, más estatus ganará su tarjeta de fidelidad. Sin embargo, algunas tarjetas de bancos permiten ganar puntos gratis a través de sus compras, que pueden ser canjeables por millas, por lo que conviene estudiar las ventajas que ofrecen unas y otras.

Seleccione tarifas "plenas"
Un billete en Turista sin ninguna restricción o de tarifa "plena" supone más probabilidades de ascender hacia la business. La clase en la que se ha hecho la reserva es un símbolo distintivo si surge cualquier oportunidad de ascenso a lo largo del viaje.

Estudie el vuelo
Dependiendo del destino y el horario, puede que haya más o menos pasajeros en la clase Business y, por tanto, más o menos plazas disponibles para ser ocupadas. Los sábados y domingos hay más posibilidades de ser premiado con uno de esos asientos.

Colóquese el último
Debido al overbooking, muchas compañías se ven obligadas a sentar a los pasajeros de Turista en Business. Si factura el último de la fila, las posibilidades serán mayores.

Estudie las posibilidades
Forbes recomienda visitar la web www.seatguru.com, que permite estudiar los mejores asientos del avión en función del aparato que opere el vuelo para elegir la opción más confortable.

¡Sonría!
Buen aspecto, educación y amabilidad son los tres pilares clave en el camino al ascenso. Una vez dentro del avión, el poder sobre los asientos libres lo tienen los auxiliares de vuelo. La clase primera (First) es inaccesible mediante cualquiera de las reglas mencionadas. Aun así, quizá no disfrute de masajes en asientos reclinables, foie de oca o conexión a su portátil a bordo de la clase de negocios, pero puede ser agraciado con un un vino de más añada o una bandeja de selecta comida que sobró a cambio de una sonrisa a tiempo.