Cómo obtener fotos enfocadas de sujetos en movimiento

Si alguna vez ha acudido a presenciar una competición de motor, habrá comprobado lo difícil que resulta conseguir imágenes que estén bien enfocadas. Le mostramos cómo utilizar el enfoque automático predictivo, también llamado AF Continuo o AF Servo, para obtener fotografías de campeonato.

Digital Camera

El enfoque automático predictivo se incorporó por primera vez en las cámaras réflex de gama alta que salieron al mercado en los años 80, pero ahora está disponible en todos los modelos. Algunas marcas lo llaman AF Continuo y otras AF Servo, y es un modo especial para captar los elementos móviles.

Para saber por qué es imprescindible utilizar este tipo de enfoque al fotografiar secuencias de acción y deportes, primero hay que entender cómo funciona el autofocus básico. Lo normal es pulsar el disparador hasta la mitad, momento en el que el motor de enfoque va ajustando la posición de los elementos del objetivo hasta que el sujeto principal se percibe completamente nítido. Esto, en general, funciona bien, pero al pulsar el disparador el sensor de enfoque pierde de vista al sujeto que se va a fotografiar, lo que implica que en el pequeño intervalo de tiempo que pasa hasta que se toma la fotografía, si el sujeto de mueve, el sensor AF no puede actualizar el enfoque para que siga apareciendo con claridad. Esto no suele ser un problema con sujetos que se mueven relativamente despacio, pero si se trata de dos motocicletas acercándose a su posición en un circuito, ese pequeño retardo será suficiente para que el enfoque no sea correcto y las motos aparezcan desenfocadas.

Es fundamental seleccionar el punto de enfoque adecuado para que el enfoque predictivo funcione de una forma correcta. Para ello deberá seleccionar el punto más cercano al sujeto que se está moviendo, que no siempre tiene por qué ser el punto central de la imagen.

También le ayudará a conseguir fotografías más nítidas saber que si el sujeto a plasmar se mueve hacia usted, el autofocus predictivo tendrá que trabajar más rápido que si se aleja o si se mueve en paralelo, por lo que las probabilidades de que lo haga correctamente serán más reducidas en el primer caso. Además, las cámaras más rápidas y que cuentan con más puntos de enfoque tienen más probabilidades de éxito.