Cómo nació VIAJAR, por Javier Gómez Navarro

Me siento muy orgulloso de que VIAJAR mantenga un alto nivel editorial y continúe como la decana de Epaña.

Javier Gómez Navarro

A finales de 1977, la revista Cuadernos para el Diálogo, que había jugado un papel clave en la oposición al franquismo y el impulso a la Transición, sufría en sus cuentas la erosión económica que causaron a los semanarios de información general los primeros diarios libres y democráticos. A partir de 1976, la aparición del diario El País, primero, y de Diario 16, después, desplazaron a los semanarios del papel que hasta entonces representaban, redujeron sus ventas y restringieron sus economías. En aquella situación, la empresa editora de Cuadernos para el Diálogo se planteó editar la que sería la primera revista española de viajes, la revista VIAJAR. La idea tenía algo de aventura, porque la sociedad española de aquella época apenas viajaba. Era la época de los circuitos en autobús por España y por Europa, los viajes de novios a Mallorca y Canarias y los primeros chárter a Londres para ir de compras. Los más intrépidos seguían la estela hippy rumbo a Tailandia , India y Nepal. En aquel momento, a finales de 1977, me fui a pasar las vacaciones de Navidad y Fin de Año a París, con la idea de ver cine y comprar libros, y allí encontré en los quioscos la revista Partir, que fue para mí un descubrimiento. Me enamoré. Pensé que era el modelo de lo que había que hacer en España. Compré todos los números que pude y me volví a casa. Al llegar a Cuadernos planteé con auténtica pasión mi proyecto y, con el apoyo de los que allí mandaban (Pedro Altares, Rafael Martínez Alés, José Luis Zavala...), comenzamos el camino para hacer una revista mensual de viajes. Luis Carandell y yo fuimos los encargados del proyecto y en unos meses estábamos en la calle. Luis era la persona idónea para dirigir la revista. Había vivido como corresponsal en Egipto, Rusia y Japón... Era divertido, ameno, culto y erudito, y fue capaz de generar un grupo inmediato de colaboradores fieles que fueron el alma de VIAJAR (Ana Puértolas, Mari Ángeles Sánchez, Félix Tusell, Pepe Pérez Gallego, Juan Barceló, Albert Padrol, Pep Bernades, Juan Gabriel Pallarés, José Manuel Novoa, Fausto Saavedra, Fernando Gallardo, Carlos Pascual...). La revista salió con el apoyo de un grupo de anunciantes, también pionero. En aquellas primeras ediciones de VIAJAR estaban Viajes Meliá, Viajes Oriente, Politours, Iberotours, Turismo de Portugal, Turismo de Marruecos, Aeroméxico, KLM, Ybarra y el Hotel Las Salinas.
Creamos un espíritu único en la redacción, apasionada por lo que hacía. Pero, en ese momento, nuestra empresa, arrastrada por las pérdidas del semanario, decidió suspender pagos. Hubo que volver a empezar prácticamente de cero y encontramos un socio ideal: la imprenta que hacía la revista, Aro Artes Gráficas. Sus directivos, Ramón Cisneros y Javier del Riego, enamorados también de VIAJAR, se asociaron con Luis Carandell y conmigo y nació Tania Editorial, que compró la cabecera a Edicusa para continuar con la revista. Desde la nueva empresa impulsamos la circulación de la revista, apoyada en producciones editoriales como el Atlas Turístico Internacional, que asombraron por su novedad y su calidad. Hoy, treinta años después, me siento muy orgulloso de que VIAJAR mantenga un alto nivel editorial y de que continúe su andadura como decana de las revistas de viajes en España. La sigo y la colecciono mes a mes, la encuaderno con sus índices, como desde el principio, y, aunque desde hace mucho estoy fuera del proyecto, pues mi vida siguió por otros caminos distintos, la sigo considerando en mi interior como algo muy personal. A los que siguen haciendo la revista todos los meses, gracias, y mi más afectuosa enhorabuena, de todo corazón.
Javier Gómez Navarro es Presidente del Consejo Superior de Cámaras de Comercio