Cómo mejorar sus fotos viajeras sin invertir en un equipo caro

Hacer fotografías durante un viaje puede resultar tan emocionante como frustrante, ya que es fácil volver a casa con instantáneas similares a las de cualquier otro viajero. Por ello, conviene hacer un trabajo previo de investigación y analizar otras imágenes del destino seleccionado para buscar inspiración.

Digital Camera

Un lugar maravilloso no implica necesariamente la obtención de buenas fotografías. Antes de disparar porque sí, conviene investigar la localización. Aunque supone un esfuerzo extra, dedique unas horas a buscar en Internet fotografías de los lugares que va a visitar durante su viaje; así encontrará inspiración y esta circunstancia le ayudará a la hora de descubrir la composición más adecuada. Además, si busca en Google Maps podrá localizar puntos interesantes desde los que fotografiar las zonas más atractivas.

Algo que conviene evitar siempre que sea posible son las horas del día en que más turistas hay visitando el lugar. Por tanto, es necesario levantarse temprano o incluso esperar a la llegada de la noche (no olvide el trípode), aunque, si no le queda más remedio, siempre puede emplear una velocidad de obturación lenta que le permitirá desenfocar a la gente e incluso llegar casi a hacerla desaparecer. Para ello deberá usar un trípode y, dependiendo de la hora del día, también un filtro de densidad neutra. Si no lo utiliza, es probable que llegue demasiada luz al sensor y las fotografías salgan quemadas.

Si decide fotografiar en las zonas centrales del día, las imágenes quedarán mejor en blanco y negro debido a que la luz del sol a esas horas resulta muy poco favorecedora.

Por otro lado, las fotografías nocturnas resultan mucho más atractivas cuando todavía queda algo de luz en el cielo. Un buen momento para obtenerlas es una hora después de la puesta de sol (consulte la hora en el periódico).

Otra cuestión que hay que tener en cuenta es que no siempre conviene eliminar a la gente de las fotografías. Los habitantes de una ciudad dicen tanto de ella como los monumentos famosos o las iglesias antiguas. No obstante, debe tener en cuenta que a veces hay que pedir permiso para sacar las fotografías, pero otras veces no; todo depende de la situación. En todo caso, no está de más aprender unas cuantas frases en su idioma, sobre todo si pretende que posen.

// Outbrain