Cómo conseguir unas buenas fotografías costeras

La fotografía de paisajes costeros constituye siempre un reto, sobre todo si hay poca luz. No obstante, siguiendo estos consejos comprobará que los resultados hacen que el esfuerzo merezca la pena.

Digital Camera

El clima primaveral suele ser impredecible: de pronto hace un sol radiante como minutos después el cielo se cubre de nubes y comienza a llover. De ahí que la paciencia constituya un factor importante para conseguir buenas fotografías de costas.

La profundidad de campo es uno de los parámetros cruciales en este tipo de fotografía. Se deberá optar por un valor cercano a f/22 para que todo aparezca correctamente enfocado, desde la arena o las rocas de la playa hasta el horizonte.

Otro aspecto que conviene tener en cuenta a la hora de fotografiar litorales es el uso de filtros. El polarizador será el complemento ideal, ya que ayudará a reducir los reflejos del agua, a la vez que aumenta el contraste del azul del cielo y el blanco de las nubes. Para obtener el efecto óptico será conveniente girar el filtro hasta dar con el resultado que se busca. También resultará muy útil emplear un filtro ND de baja dispersión, puesto que esto facilitará la toma de imágenes usando velocidades de obturación bajas, lo que le dará al agua el bonito efecto de terciopelo. Tampoco hay que olvidarse del balance de blancos, aunque lo mejor es disparar en un formato RAW y elegir después el balance de blancos más adecuado en el editor correspondiente.