Cómo aprovechar al máximo la velocidad de obturación

Hay ocasiones en las que interesa congelar la acción. En cambio, en otras muchas captar el movimiento aporta más interés a la fotografía. Le mostramos cómo configurar la cámara para conseguirlo.

Digital Camera

Antes de entrar en mayor profundidad a ver qué parámetros deben usarse en función del resultado que se desee obtener, es necesario dejar claro qué es la velocidad de obturación. Tal y como su nombre indica, es la cantidad de tiempo en que el obturador de la cámara permanece abierto. Durante ese tiempo, la luz pasa a través del objetivo y llega al sensor, dando lugar a la exposición. Hace años sólo las compactas de gama alta y las réflex permitían modificar este parámetro, pero en la actualidad casi todas las cámaras incorporan dicha posibilidad. Si lo que se busca es congelar la acción, se deberá utilizar una velocidad alta, mientras que si se quiere dar sensación de movimiento y añadir un ligero desenfoque, habrá que utilizar una velocidad de obturación larga.

La forma más sencilla de controlar la velocidad es utilizar el modo de prioridad de obturación (S o Tv) de la cámara. En ese modo se selecciona la velocidad que se desea utilizar y la cámara ajusta la apertura de forma automática para conseguir la exposición adecuada. La simple modificación de ese parámetro abrirá un nuevo mundo de posibilidades creativas. Por ejemplo, a la hora de fotografiar agua en movimiento, utilizar una velocidad de obturación prolongada (de más de un segundo) hará que aparezca el atractivo efecto seda, como puede apreciarse en la fotografía que ilustra este artículo.

Otro efecto espectacular, aunque no tan sencillo de conseguir, es el denominado panning. Consiste en fotografiar un sujeto en movimiento dejando pulsado el disparador mientras se le sigue con la cámara (como si se estuviera grabando vídeo). Para obtener el mejor resultado en esta acción hay que activar el modo ráfaga y el autofoco continuo. Si, por ejemplo, quiere fotografiar un coche en movimiento, pruebe con 1/8 seg. y una apertura de f/14. Inténtelo una y otra vez con distintos valores hasta que logre captar el coche estático y el fondo desenfocado.