Claves para viajar sin tirar la casa por la ventana

Se avecinan unas cuantas festividades en estos meses y será cuestión de tener en cuenta ciertos trucos para viajar de manera económica. Porque aunque no existen los milagros, hay chollos que son, de hecho, más comunes de lo que parecen

Noelia Ferreiro
 | 
Foto: seb_ra / ISTOCK

Que en los puentes y fiestas de guardar los precios se disparan considerablemente en todo lo que concierne a los viajes es algo que a nadie pilla ya por sorpresa. Vuelos desorbitados, hoteles prohibitivos, comidas y visitas a atractivos turísticos inaccesibles para el bolsillo medio. Sin embargo, hay claves que pueden ayudarte a hacer de tus ansiadas escapadas una actividad asequible.

Nos las cuenta Vanesa Gómez del Río, experta en desentrañar los misterios de las vacaciones low-cost. Fundadora de Exprime Viajes una web especializada en vuelos baratos a la caza de las tarifas error, y de Dormir de Chollo, un portal hermano enfocado a las ofertas en hoteles de cuatro y cinco estrellas, ella misma nos lanza algunos trucos para poder disfrutar de estos puentes sin tirar la casa por la ventana: 

1 - Utilizar los metabuscadores

xavierarnau / ISTOCK

Tanto de vuelos como de hoteles. De esta manera se puede descubrir en qué portal las reservas salen más baratas. El mismo vuelo puede llegar a costar el doble reservando directamente en la aerolínea que haciéndolo en una agencia online.

2 – Contemplar diferentes opciones de aeropuertos 

izusek / ISTOCK

Por ejemplo, si se quiere viajar a Bruselas, se puedes ir a su aeropuerto principal, Brussels Airport, o bien hacerlo a Charleroi (a unos 55 kilómetros), a donde vuelan las aerolíneas low cost. En este sentido, el precio del billete puede llegar a ser hasta un tercio de lo que cuesta volar al aeropuerto principal. También hay que tener en cuenta que, en muchas ocasiones, se puede ahorrar bastante dinero si el viaje empieza y finaliza en aeropuertos distintos cercanos al área en donde se reside. 

3 - Comparar todas las opciones de alojamiento disponibles 

peterspiro / ISTOCK

Aunque lo que el viajero busca generalmente son hoteles para sus vacaciones, hoy en día esto no siempre significa que esta sea la mejor opción ni mucho menos la más económica. Hay numerosas alternativas para dormir y descansar en el destino en custión, como pueden ser las casas rurales, los apartamentos, los hostales y hasta las autocaravanas. Si nuestro presupuesto es mucho más apretado, podemos decantarnos incluso por tendencias tan en boga como el couchsurfing (compartir sofá) o el housesitting. 

4 - Comer como lo haría un local 

wundervisuals / ISTOCK

Algo siempre recomendable porque, además de descubrir la gastronomía en cuestión de cada destino, se puede ahorrar mucho dinero en restaurantes. Hay que superar los prejuicios, callejear y escapar al recorrido más turístico. Explorar cada rincón y fijarse en lo que hace la gente del lugar. Ellos saben dónde está lo bueno, bonito y barato, como cada uno lo sabe de su propia ciudad.

5 - Acceso a monumentos gratuitos

kipgodi / ISTOCK

Todas las ciudades gozan de días en los que la visita a los monumentos resulta gratuita. En Madrid, por ejemplo, el Museo Reina Sofía se acoge a este hecho diversos días a la semana, de 19.00 a 21.00 horas. El resto de la cultura también puede salir gratis (o cuando menos con importantes descuentos) si previamente se ha hecho un barrido por Internet para ver lo que se cuece en fechas concretas (conciertos, teatros, proyeciones…) o si se pregunta en alguno de los múltiples puntos de información turística

6 - Aprovechar las Tarifas Error 

SIphotography / ISTOCK

Una tarifa error es un precio mucho más bajo de lo normal en un vuelo o alojamiento que generalmente se producen por un error humano o informático. No mucha gente las conoce pero garantizamos que con ellas se puede llegar a viajar a un precio el 80% más barato que su valor real. Y ello aplicado tanto al transporte (vuelos, trenes, autobuses) como a la estancia en un hotel.