Cinco detalles imprescindibles de la provincia de Salamanca

La diversidad paisajística y medioambiental de la provincia de Salamanca ha cautivado a todo tipo de viajeros. ¡Deja que te cautive a ti!

Adrián Lorenzo
 | 
Foto: ISTOCK

¡Salamanca tierra mía, de arte y sabiduría, eres joya sin igual...! Con estos sentidos versos dedicados a su ciudad natal, el cantante de copla y flamenco, Rafael Farina da comienzo a la que fue su canción más representativa, ‘Mi Salamanca’. Familiar, noble y algo tímido, nunca dejó de promover las riquezas gastronómicas y culturales de su amada urbe. Eso sí, siempre a través de la música. Al compás de fandangos, recorrió toda la geografía española orgulloso de sus costumbres, tradiciones y festejos populares.

Precisamente, ese atractivo folclórico y patrimonial, del que presumía Farina, convirtió al principal enclave turístico de Castilla León en Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1988. Dinámica, culta y viva, la diversidad paisajística y medioambiental de Salamanca ya ha cautivado a todo tipo de viajeros nacionales e internacionales.

Investigar el mayor yacimiento de grabados paleolíticos de España, experimentar por un día la vida de un ermitaño, hacer senderismo por sus abundantes espacios naturales, observar una cascada de 50 metros de altura o adentrarnos en la vida de Santa Teresa de Jesús,  son solo algunas de las originales propuestas que la provincia de Salamanca ofrece para esta primavera. Acompáñanos por un viaje a a través del mapa salmantino.

Tras los pasos de Santa Teresa en Alba de Tormes

Cada año miles de peregrinos se acercan al Monasterio de la Anunciación, en Alba de Tormes, para descubrir la morada de Santa Teresa de Jesús. Sus muros albergan un rico patrimonio artístico y espiritual que incluye los restos mortales de Santa Teresa, quien encontró en esta localidad salmantina el lugar idóneo para retirarse al final de su vida. Además, del 14 al 22 de octubre tienen lugar sus fiestas patronales. Declaradas de Interés Turístico Regional, cientos de curiosos se acercan cada año para ver la imagen de la Santa recorrer las calles de la villa entre vítores y aplausos. 

Estruendo del agua en el Pozo de los Humos

Ubicado en el curso del río Uces, a su paso por los términos municipales de Masueco y de Peraña de la Ribera, el Pozo de los Humos es el lugar más fotografiado del parque natural de Arribes del Duero. Su sorprendente salto de agua de más de 50 metros de altura forma una vaporosa cortina similar a la del humo de una fogata, que atrae a muchos curiosos.

Caminos de Arte en la Naturaleza

El Camino de los Prodigios, que combina el arte moderno y el disfrute de la naturaleza, es una de las rutas más bellas para practicar senderismo. Sirenas junto al arroyo, asteroides perdidos en una ermita, camas orgánicas, piedras cosidas o puertas en el campo, son solo algunas de las rarezas que podrás encontrar durante esta travesía que fluye entre Miranda del Castañar y Villanueva del Conde. Con una longitud que varía entre los 7 y los 10 kilómetros y ubicado en el interior del parque natural de Las Batuecas-Sierra de Francia fue declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO en 2010.

Grabados paleolíticos en Siega Verde

La estación arqueológica de Arte Rupestre de Siega Verde, ubicada a 100 km de Salamanca,  es el mayor enclave de grabados paleolíticos de toda España.  El yacimiento de su río (Águeda) contiene unas 645 figuras de ciervos, caballos, bisontes, cabras, renos... agrupadas en 17 conjuntos. Los historiadores calculan que se trata de una muestra de las habilidades artísticas de sus antiguos pobladores, hace unos 18.000 años.

El valle de la perpetua felicidad

Situado al sur de la provincia salmantina, muy cerca de La Alberca, Las Batuecas es uno de los valles españoles más impresionantes. Su escabrosa orografía, rodeada de cumbres de la Sierra de Francia, lo ha convertido en el refugio ideal de la fauna y flora local. Incluso el propio Lope de Vega se refirió a el valle como “perpetuo lugar de felicidad”.