Científicos revelan cómo será el rostro de los seres humanos en un millón de años 

Este estudio, realizado por un equipo de científicos de la Aarhus University de Dinamarca, sostiene que el rostro de los seres humanos estará estrechamente ligado a la tecnología. 

Martín Álvarez
 | 
Foto: imaginima / ISTOCK

La curiosidad por conocer cómo eran los rostros de nuestros antepasados ha generado, históricamente, mucho interés por parte de científicos de todo el mundo. Quizás por morbo o quizás por hacernos una idea de cómo han cambiado nuestros rostros a lo largo del tiempo, la realidad es que hemos podido ver reconstrucciones completas de cuerpos prehistóricos. 

Unas ideas de cómo eran nuestros antepasados más lejanos diseñados a partir de un modelo 3D que se basaba en su estructura ósea. Un acercamiento a nuestro origen que revela cientos de respuestas sobre cómo era vivir en la época, y cuales han sido los cambios. 

Ser humano del futuro
ipopba / ISTOCK

Pero igual que la curiosidad científica se ha basado en conocer cómo eran los seres humanos del pasado, ese interés también se está tornando hacia un interés a la inversa. Cómo si en un cuadro de Gauguin nos encontráramos, las preguntas son siempre las mismas: “¿De dónde venimos? ¿Quiénes somos? ¿A dónde vamos?”. Esta última, concretamente, es la que se quiere descubrir en la actualidad. Y este primer estudio revela varios detalles. 

Así serán los seres humanos del futuro 

No estaremos aquí para verlos, ni para conocer a ciencia cierta cómo cambiaremos a lo largo de los milenios. Concretamente, según el Museo Nacional de Ciencias Naturales, los seres humanos podríamos vivir durante 2 millones de años más, si la crisis climática no termina por acabar con nosotros antes. 

En el futuro, como refleja el equipo de científicos de Aarhus University de Dinamarca, nuestro rostro estará determinado por la historia natural de nuestra evolución. Pero esta vez, desde un punto mucho más tecnológico de lo que podamos imaginar. 

Ser humano del futuro
El ser humano evolucionará hacia un ser tecnológico | SurfUpVector / ISTOCK

Este estudio señala que el futuro está más cerca de la ciencia ficción que de la realidad que conocemos. Para este equipo de científicos, como explican para la BBC, el siguiente paso del ser humano será “modificar artificialmente nuestros órganos por medio de implantes que los optimicen”. 

Unas modificaciones que cambiarán el estilo de vida que conocemos en la actualidad, cambiando nuestros rostros y el funcionamiento orgánico de nuestros cuerpos para siempre. Los expertos señalan que “no será una cuestión biológica, sino tecnológica”. 

Un cuerpo humano “tecnológico” 

Las mejoras al cuerpo humano, de hecho, son ya una realidad. ¿Has oído hablar de los autodenominados humanos transespecie? Son personas que han decidido implantarse aparatos tecnológicos a su cuerpo para mejorar determinados aspectos de su vida. En España hay varios ejemplos, como el barcelonés que se implantó dos aletas en el cerebro para poder sentir los cambios de presión atmosférica, humedad y temperatura.  

 

Estos cambios unidos a la tecnología para poder sentir cosas, o mejorar ciertos aspectos de nuestras percepciones son, según este estudio de Dinamarca, las que cambiarán todos nuestros rostros en el futuro, ampliado nuestra capacidad sensorial. 

Los autores de la investigación concretan que “además de los implantes cerebrales, es posible que tengamos partes visibles de estas tecnologías: como implantes oculares con cámaras que puedan leer diferentes frecuencias de color e imagen”. 

No es extraño, y tampoco demasiado lejano. Elon Musk, de hecho, lleva años desarrollando implantes de este tipo con Neuralink, una empresa especializada en el desarrollo de interfaces cerebro-computadora. 

El futuro, aún así, es incierto. Lo único que se sabe es que, tarde o temprano, terminaremos siendo completamente dependientes de la tan necesaria, pero tan temida, tecnología.