Cien años sobre el asfalto

En 2010, la edición española de la "Guía Michelin" cumple cien años. Para festejarlo, se ha realizado un facsímil de la guía de 1910, todo un testimonio de las costumbres viajeras de principios del siglo XX.

Pablo Fernández

El 17 enero de 1909, la Sociedad Anónima del Neumático Michelin abrió su primera oficina comercial en España en la calle Sagasta, de Madrid. Un año después apareció la primera edición de la Guía Michelin de España y Portugal, que se entregaba gratuitamente a los conductores que compraban neumáticos de la empresa gala. Han pasado 100 años desde entonces y esta publicación se ha convertido en un referente para los viajeros que recorren la Península. Con motivo de este aniversario, y para premiar a sus lectores, la Guía Michelin 2010 viene acompañada de un regalo que hará las delicias de los bibliófilos: un facsímil de la primera guía de 1910.

La Guía Michelin fue creada en 1900 por André Michelin para obsequiar a los compradores de sus neumáticos. A principios de siglo, Francia tenía alrededor de 2.400 conductores y la información vial, mecánica y turística apenas existía. En aquel periodo, los propietarios de coches eran aventureros que se enfrentaban, con mayor o menor paciencia, a múltiples inconvenientes. Por todo ello, la guía fue elaborada para suministrar datos prácticos a esos pioneros: lista de mecánicos, planos, gasolineras, alojamientos, recomendaciones mecánicas, legislación, distancias...

Diez años después de su estreno en Francia, la Guía Michelin llegó a la Península. La característica portada roja entonces era amarilla, ya que cada país se distinguía con un color propio. Ojeando el facsímil de la versión española, resulta más fácil entender el porqué de su creación. La página 137 recoge diversas recomendaciones sobre circulación: "En ningún caso excederá la velocidad de 28 kilómetros por hora, aproximándose a ella solamente en terreno llano y despoblado, donde el tránsito sea limitado... En las travesías de los pueblos se reducirá, por regla general, al máximo de 12 kilómetros por hora".

Curiosamente, seis hoteles de los que aparecieron en la edición de 1910 figuran en la de 2010: Londres (San Sebastián), París (León), Continental (Barcelona), NH Victoria (Granada), Avenida Palace (Lisboa) y Gran Hotel do Porto (Oporto). El Ritz de Madrid se inauguró el 2 de octubre de 1910 y, por tanto, no hubo tiempo de añadir el lujoso hotel en la guía.

Además de su edición en papel, la Guía Michelin 2010 puede consultarse en Internet y en su versión para iPhone. El recorrido que cien años atrás costaba un día de trayecto, hoy se hace en unas horas. Las infraestructuras turísticas han mejorado en calidad y cantidad. Hoy, la información de carreteras y gasolineras está disponible en el móvil, pero la misión de la Guía Michelin permanece inmutable: "Ayudar al lector para que cada viaje se convierta en un momento de placer".