Choquequirao, hemos encontrado el otro 'Machu Picchu' de Perú 

Una imponente ‘hermana’ de Machu Picchu en la que también encontramos una ciudadela de piedra coronando la montaña. 

Álvaro Martínez Fernández
 | 
Foto: Christian Declercq / GETTY

Un viaje a Perú es, indiscutiblemente, una visita a uno de sus grandes reclamos. ¿Quién no ha soñado alguna vez con visitar el imponente Machu Picchu? Nosotros tantas que sería imposible enumerarlas. Y es que Perú siempre es una buena idea cuando pensamos en nuestro próximo gran viaje. 

Lo que no sabíamos es que Perú tiene otro Machu Picchu, una joya que corona uno de los picos de los Andes y cuyo acceso no es tan fácil (ni tan turístico) como el del gran reclamo peruano. Hablamos de Choquequirao, que pide a gritos su sitio con una historia propia que contar. 

Ruinas en Choquequirao, Perú
Ruinas en Choquequirao, Perú | Christian Declercq / GETTY

Se ubica en un espacio único: entre la colisión de dos mundos tan distintos, como son los Andes y la Amazonía peruana, y bordeada por una frondosa vegetación que deja panorámicas verdaderamente impactantes. Una ubicación de lujo que la convierte en una de las maravillas de Perú (y del mundo), pero que complica bastante su acceso. 

De hecho, se necesitan la friolera de 3 días de caminata para poder llegar hasta Choquequirao, que no es accesible por ningún tipo de transporte que no sea únicamente nuestras piernas. De hecho, el ascenso se hace hasta lo más alto de la cumbre de las ramificaciones de Salcantay. 

Choquequirao es una de las joyas por descubrir de Perú
Choquequirao es una de las joyas por descubrir de Perú | rchphoto / ISTOCK

Un lugar de culto

Choquequirao no está exento de intriga, como cualquier otro lugar peculiar de nuestro mundo que se precie. Y es que la mayor curiosidad de este lugar es que ha estado oculta al hombre durante más de cuatro siglos, hasta ser descubierta por unos cuantos arqueólogos e investigadores.  

La construcción data del 1536, aproximadamente, y se hizo bajo el dominio del Imperio Inca. Este destino, poco conocido, pero sumamente imprescindible, se ha convertido en los últimos años en un lugar predilecto para los amantes de la aventura. Y es que llegar hasta ella es un auténtico desafío para el que debemos estar preparados concienzudamente. 

Vista de pájaro de las ruinas de Choquequirao, en Perú
Vista de pájaro de las ruinas de Choquequirao, en Perú | Glowimages / GETTY

¿Qué se sabe de Choquequirao? No se tiene la certeza completa de cuál era su verdadera función, pero los investigadores han concluido una teoría que puede encajar: este lugar era un centro sagrado que servía para conectar Pisac y Machu Picchu con la Amazonía peruana. Otras teorías apuntan a que esta zona sirvió como refugio para los incas, tras la invasión producida por el imperio español. 

El legado histórico de Choquequirao es indudable por lo que se conoce, pero también por lo que se desconoce de este recóndito lugar del globo. Las investigaciones llevadas a cabo en la zona han determinado que, tan solo, se ha conseguido restaurar un 30% de esta ciudad inca, dejando en una completa incógnita el otro 70% que podría revelar nuevos detalles sobre su origen o su utilidad. 

Escaleras de subida a Choquequirao, en Perñu
Escaleras de subida a Choquequirao, en Perñu | DanielPrudek / ISTOCK

Lo que si se sabe a ciencia cierta es que esta zona se divide en nueve sectores, entre los que destacan un centro político-religioso, una plaza principal superior, edificios, fuentes, almacenes, escaleras gigantes, corrales sagrados, dos templos y varios monumentos. 

La ‘hermana’ de Machu Picchu

No está lejos de la bien conocida Machu Picchu, porque ambas están ubicadas en la región de Cusco, en el distrito de Santa Teresa cuya provincia es la de Convención, en plenos Andes peruanos. Los locales dicen que acceder a esta joya exige estar preparados física y mentalmente. 

Físicamente por las arduas caminatas que se recorren en 2 a 3 días. Mentalmente porque, según los que se han atrevido a visitarla, la altitud hace que la subida se complique, teniendo que tener cuidado con los vértigos que se producen al subir montañas de gran altitud. 

¿Cómo llegar?

Para llegar a Choquequirao, primero deberemos coger un vuelo hasta Lima, la capital de Perú. De allí, deberemos coger otro vuelo a Cusco. 

Una vez en Cusco, se puede ir en coche en un trayecto de aproximadamente 3 horas hasta Cachora, en Apurímac, donde tendremos que realizar la travesía de 2-3 días andando.