China tendrá el aeropuerto más grande del mundo

Pekín inaugurará este gigante arquitectónico de la aviación en 2019.

VIAJAR
 | 
Foto: Zaha Hadid Architects

La capital de la milenaria China se prepara para batir un nuevo récord. El país asiático, ya acostumbrado a la magnificencia monumental, se lanza, en esta ocasión, hacia la innovación en el transporte aéreo. Pekín es el lugar escogido para construir el que será el aeropuerto más grande del mundo. Ubicado en el distrito sur de Daxing, la inauguración está programada para 2019.

China es el país más poblado del mundo y sus infraestructuras deben esta a la altura de su densa demografía. La construcción del nuevo aeropuerto responde a la creciente demanda de la población en cuestión de desplazamiento y viaje, convirtiéndose en una mejora directa para la aviación civil de China. Además, se convertirá en la base de compañías China Southern Airlines y China Eastern Airlines

Zaha Hadid Architects

El diseño del aeropuerto se desarrolla con amplio interior, evocando un espacio abierto donde respirarán zonas ajardinadas. Los elementos sostenibles serán la columna vertebral de este nuevo proyecto, con los que se pretende reducir el consumo energético y las emisiones de CO2 hasta en un 50%. Espacios con sombra, cristales de alto rendimiento e iluminación en el techo formarán parte de esta estrategia de optimización de la energía. 

"La simetría general del aeropuerto, junto con sus formas fluidas e interconectadas, crean una composición que evoca la armonía y el equilibrio de los paisajes chinos”, explican desde Zaha Hadid Architects, la reputada firma que ha diseñado el aeropuerto.

El aeropuerto dará cabida a 100 millones de pasajeros al año, repartidos en una terminal de 700.000 metros cuadrados. Su programa de consumo de energía eficiente está orientada para hacer que el recorrido por el aeropuerto sea lo más agradable posible, con áreas de pasajeros separadas para vuelos nacionales e internacionales, creando un edificio más compacto y reduciendo los tiempos de tránsito. Este nuevo aeropuerto se complementará con el actual Aeropuerto Pekín Capital Internacional -el segundo más activo del mundo-, haciendo de la ciudad china un punto neurálgico del viaje por aire. De este modo, las conexiones entre aeropuertos serán mucho más sencillas y cómodas para los viajeros

Zaha Hadid Architects

En adhesión a esta innovación en el ámbito del transporte, también se está construyendo una conexión ferroviaria de alta velocidad que conducirá directamente al aeropuerto, según ha anunciado el Consejo Estatal de la República Popular de China.

El aeropuerto, cuyo coste está valorado en unos 12 mil millones de dólares, se abrirá al público en 2019