Cena a la carta, spa y Feng Shui en las salas vip de Iberia

Ser pasajero VIP en Iberia cuenta ahora con nuevos privilegios. La compañía ha renovado sus tres salas VIP de la T4 madrileña de Barajas para todos los viajeros de clase Business y los propietarios de sus tarjetas Oro y Platino. Sólo cuatro años después de su inauguración, la aerolínea española ha decidido mejorar la decoración y los servicios de estas salas, con especial atención a la oferta gastronómica.

Con el sello del "cocinero estrella" Sergi Arola, las salas Dalí, Goya y Velázquez cuentan con un buffet de platos calientes, bollería, ensaladas, frutas, postres y cafés para quienes quieran comer algo más que un snack antes de subir al avión. Los clientes de los vuelos intercontinentales, a quienes corresponde la sala Velázquez, disponen además de un restaurante que ofrece cuidadas cenas a la carta incluidas en el precio del billete.

Como es habitual en la aerolínea española, tampoco se ha olvidado la oferta de vinos nacionales, con un "wine bar" que ofrece tres marcas de tintos y dos de blancos que se irán renovando cada trimestre.

Asimismo, la decoración de la zona VIP se ha cambiado de acuerdo a la filosofía oriental del Feng Shui, para crear en el pasajero una mayor sensación de paz y tranquilidad, especialmente en sus salas de relax, que ofrecerán una carta de cinco almohadas distintas para quienes necesiten echar una cabezada. Además, Iberia ofrece a sus mejores clientes la posibilidad de usar el Travel Spa del aeropuerto madrileño sin ningún cargo adicional.