¿Una cascada en un rascacielos? Sí, en China

La ciudad china de Guiyang cuenta con una nueva atracción: una gigantesca cascada en un rascacielos.

Viajar
 | 
Foto: Youtube

Parece ciencia ficción pero es muy real. China lo ha vuelto a hacer, ha construido una obra faraónica que ha dejado boquiabierto al resto del mundo. La última excentricidad es una inmensa cascada de 108 metros de altura ubicada en la fachada de un rascacielos. Concretamente, esta cascada se ubica en la fachada del edifico Lieban, en el distrito comercial de la ciudad de Guiyang, capital de la provincia de Guizhou, en el sudoeste de China. Esta cascada es además la cascada artificial más alta del mundo y ha sido ideada por la empresa de construcción china Guizhou Ludiya Property Management.

Según ha informado esta empresa de construcción, esta imponente cascada sólo se pondrá en funcionamiento en ocasiones especiales para la ciudad. Y es que su elevado coste en electricidad -unos 100 dólares de la hora- no hace posible su funcionamiento continuo. De hecho, cada vez que se ponga en marcha, esta cascada sólo estará manando agua durante periodos de 10 a 20 minutos.

En cuanto al agua utilizada, la mayor parte proviene de agua reciclada y agua de lluvia, aunque utilizan parte del agua corriente de la ciudad, que es trasladada desde la base, donde se encuentra ubicado un tanque de grandes dimensiones que acumula el agua hasta la cima de la cascada gracias a 4 bombas hidráulicas.

En cuanto a la reacción de los habitantes de la ciudad, hay opiniones para todos los gustos. Así, hay quien cree que la creación de esta cascada  es una oportunidad única para poner a la ciudad Guiyang en el circuito turístico chino y así fomentar la llegada de visitantes a la ciudad. Pero, por el contrario también hay quien cree que esta cascada es un despilfarro tanto de electricidad como de agua y que no aporta a la ciudad nada más que un sentimiento de vanidad y derroche que no beneficia en absoluto. En cualquier caso, lo cierto es que esta cascada es impresionante.

// Outbrain