Cárceles convertidas en hoteles

Hay lugares extraños en los que hospedarse pero sin duda una antigua cárcel es de lo más raro entre los hoteles, aunque cada vez son más las prisiones que se convierten en magníficos lugares en los que alojarse, algunos de cinco estrellas.

Sara Acosta Díaz

Liberty Hotel (Boston, EE.UU.)
El edificio en el que se encuentra este hotel es la antigua Charles Street Jail y data de 1848. Este hotel de cinco estrellas cuenta con 300 habitaciones, de las que 10 son suites son vistas al río. El precio medio de la habitación es de y se puede reservar a través de su página web.

Hostel Celica (Ljubljana, Eslovenia)
Este hotel además es galería de arte y se usó como barracones militares además de cómo cárcel. Tiene 20 habitaciones decorada cada una por un artista diferente y se ubica en el centro de Ljubljana. El precio por habitación oscila en torno a los 27 euros por noche.

Hotel Langholmen (Estocolmo, Suecia)
Situado en el centro de Estocolmo, Lanholme fue una de las primeras cárceles de la ciudad construida en el siglo XIX. La prisión cerró en 1975 y en 1989 comenzaron las obras de transformación del edificio que acoge además de hotel un albergue juvenil y un museo. El precio del hotel por habitación doble parte de 270 € y se puede reservar a través de la web.

The Old Jail (Mount Gambier, Australia)
El edifico en el que se ubica fue la antigua prisión estatal del país, abierta entre 1866 y 1995. El hotel ha querido mantener el edificio como estaba cuando era cárcel para que los clientes sintieran lo que es dormir en una celda, con la diferencia de que ello tienen la llave. El hotel posee 27 habitaciones y los precios van desde los 13,80 euros hasta los 45 euros, en función de si quieres compartir o no tu celda.