Canarias ya cuenta con los primeros guías turísticos del cielo de las islas

Canarias ya tiene la primera promoción de guías de turismo astronómico. Gracias a una iniciativa del Instituto de Astrofísica de Canarias, una docena de profesionales ya pueden acreditarse como Guías Starlight, que les capacita para introducir y orientar al visitante en los itinerarios del turismo de estrellas.

Luis Uribarri
El Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), en colaboración con la Fundación Starlight y el cabildo de la isla de La Palma, ha completado la primera promoción de los Guías Starlight de turismo astronómico. Dirigido a personas relacionadas con el mundo del turismo astronómico y con una duración de 120 horas, el pasado mes de abril arrancó un curso al que se presentaron unos sesenta candidatos, de los que finalmente poco más de una docena accedieron a la formación. Las citadas entidades colaboradoras -IAC, Fundación Starlight y el cabildo de la isla de La Palma- han actuado como partes subvencionadoras del curso, aunque no solo ellas y no de forma total, pues los alumnos tenían que costear una parte del programa. Este mes de junio, con el curso ya finalizado, los nuevos guías podrán desarrollar sus conocimientos, "con el rigor necesario", según puntualizan fuentes del curso, en distintas ramas de la industria turística o bien por su cuenta, formando empresas específicas. Algunas entidades que ya están ofreciendo servicios de estas características son, por ejemplo, Astrotour, en La Palma, y el Parador de Turismo de Las Cañadas del Teide. Este último escenario, junto con la ruta de los volcanes en La Palma, son dos de los productos estrella del turismo astronómico en el archipiélago canario. La divulgación científica, la educación ambiental y la observación estelar han sido los pilares básicos sobre los que se ha articulado la formación de los guías. Tras completar su formación, estos nuevos profesionales deben ayudar a interpretar el patrimonio cultural y natural no solo del firmamento canario sino del cielo del lugar donde estén. Según la directora del curso, Marta Sánchez, es posible que se imparta otro antes de que finalice el año por la buena acogida que ha tenido esta primera experiencia, aunque la idea inicial es impartir un solo curso por año. Las asignaturas teóricas y prácticas a las que se han enfrentado los candidatos han incluido temas tan diversos como la utilización de telescopios e instrumentos de observación, grandes eventos astronómicos, protocolos de seguridad en la montaña, meteorología, espacios protegidos, fotografía astronómica, claves legislativas del derecho turístico o técnicas de comunicación para el manejo de grupos.Durante la parte práctica, los futuros guías de las estrellas realizan visitas a los más célebres miradores astronómicos de la isla de La Palma: el Llano de la Venta, el Llano del Jable o las Brujas, la crestería en la zona sur del Pico de la Cruz, la Caldera de Taburiente y el Observatorio del Roque de los Muchachos. También se realizan salidas nocturnas en las que deben aprender técnicas que les capaciten para guiar en la noche contemplando el cielo, además de estudiar la fauna y la flora de estos paisajes nocturnos y conocer su valor histórico y arqueológico. www.iac.es