'Bienviajados': el documental que te enseña (por fin) a ser un viajero sostenible

El proyecto recorre la geografía española para plantear cómo será el futuro del turismo en el país. Hablamos con sus responsables

Beatriz Pérez
 | 
Foto: Alberto M. y Sergio O.

La pandemia de covid-19 ha limitado radicalmente nuestros movimientos y el turismo ha sido uno de los sectores más afectados por ello. El coronavirus nos ha obligado a parar y quedarnos en nuestras casas, lo que ha supuesto una buena oportunidad para reflexionar sobre el modelo turístico que estábamos desarrollando. ¿Era sostenible o debemos replantear totalmente nuestra manera de viajar?

Alberto Menéndez y Sergio Otegui | Alberto M. y Sergio O.

Esta es la pregunta que se plantean Alberto Menéndez y Sergio Otegui en su documental Bienviajados, en el cual se desplazan a varios lugares de España para investigar cómo será y cómo debería ser el futuro de los viajes. “Nosotros no hemos querido buscar culpables ni señalar tanto los problemas, sino las soluciones y las cosas positivas que se están haciendo bien”, puntualiza Menéndez.

El documental arranca en Madrid con las entrevistas a varios expertos en turismo, y muchos de ellos coinciden en la necesidad de ofrecer actividades turísticas sostenibles con el fin de frenar el cambio climático. “Está muy de moda el término de turismo sostenible, queda muy bien ponerse la etiqueta verde, pero en realidad muchas veces las empresas lo utilizan como greenwashing”, cuenta Alberto Menéndez.

Plaza Mayor de Madrid | Alberto M. y Sergio O.

Así, en el documental describen el escenario futuro del turismo es España, el cual estará marcado por clientes mucho más exigentes a la hora de planificar su viaje. Sin embargo, la realidad podría ser distinta, y es que, según José María de Juan, socio director de Koan Consulting, “cuando miras a los actores de la industria, ves que están como locos para volver a la vieja normalidad; y los consumidores, si nos preguntan, somos todos sostenibles, pero hacemos lo más cómodo y barato”.

Bienviajados se desplaza hasta Barcelona para tratar el tema de la gentrificación y esos barrios de la ciudad cuyo único sustento es la actividad turística. Este fenómeno que amenaza con acabar con la identidad de Barcelona podría solucionarse al “expulsar una parte significativa de los turistas a un área de influencia superior”, según explica el investigador de la Universidad de Barcelona, Antonio Donaire.

Barrio Gótico de Barcelona | Alberto M. y Sergio O.

Así, se intenta dar visibilidad a otras zonas de la Comunidad menos conocidas que la capital catalana como puede ser Manresa con su turismo industrial. Alberto Menéndez explica que “el turismo industrial es una manera hermosa de volver a traer a la vida estructuras, edificios y oficios olvidados que muestren de dónde venimos; y así se alivia el peso turístico de las grandes ciudades que se han visto sobrepasadas”.

Museo de la Técnica de Manresa | Alberto M. y Sergio O.

En esta situación, el turismo rural se ha revalorizado en esta crisis, gracias a su carácter deslocalizado y desestacional. Por ello, el documental se mueve ahora hasta la comarca aragonesa de Sobrarbe, donde un proyecto de hotel rural no solo ha traído turismo a la zona, sino que es una ayuda demográfica para esa España vaciada. “El futuro de muchos pueblos ya no va a ser el que era, ya no van a vivir de la agricultura y la ganadería, sino que sus habitantes creen que quizás con el turismo rural tengan una oportunidad de supervivencia”, cuenta Menéndez.

Hotel rural en Arcusa, en la comarca de Sobrarbe | Alberto M. y Sergio O.

La última parada de Bienviajados es Tenerife, donde la dualidad de su modelo turístico nos muestra las dos caras de la moneda: el típico turismo masificado de sol y playa, y el turismo sostenible que se sale de los circuitos clásicos. Por ejemplo, se busca potenciar algunas actividades en zonas más desconocidas, como rutas por el Parque Natural de Teno.

Faro de Teno | Alberto M. y Sergio O.

Pero en la isla, el entorno, y sobre todo su fauna, cada vez se ve más afectado por ese turismo de masificaciones. Es el caso de actividades como el avistamiento de cetáceos, “ya que hay demasiadas embarcaciones y muchas de ellas son ilegales, lo que puede hacer que los animales se sientan acorralados y cambien sus hábitos”, señala Alberto Menéndez.

Avistamiento de cetáceos en Tenerife | Alberto M. y Sergio O.

Por lo tanto, para los creadores de Bienviajados, la clave es realizar actividades turísticas con empresas que demuestren tener una conciencia sostenible, y ser conscientes del impacto medioambiental que cada persona tiene. En definitiva, ser conscientes de que se puede seguir viajando mucho, pero también viajando mejor.