Belleza interior y exterior en Mauricio

Árabes, franceses, portugueses, holandeses e ingleses dejaron un legado sorprendente en uno de los rincones más bellos del planeta: Isla Mauricio.

Viajar
 | 
Foto: Beachcomber Resorts & Hotels

Oficialmente República Mauricio, este país insular sobre el Índico ha sabido ganarse el título de destino chic con el paso de los años. A pesar de su escaso tamaño, apenas 1.865 kilómetros cuadrados, su exuberante naturaleza y sus paradisíacas playas son deseadas por la mayoría de los mortales.

Es en este entorno donde hace 65 años nació la cadena hotelera Beachcomber Resorts & Hotels. Consciente del regalo que la naturaleza brinda al ser humano en cada momento, una de sus máximas es la responsabilidad con la naturaleza y el medio ambiente, así como con las comunidades de su entorno.

Beachcomber significa "aquel que se deleita recogiendo caracolas, que el mar deposita en la playa" y con esta vocación nació la cadena hotelera que hoy cuenta con 11 resorts. Pero con el paso de los años esta vocación ha evolucionado hacia la convicción de que la belleza exterior inspira la belleza interior lo que se traduce en un compromiso por conservar la cultura mauritana además de la naturaleza.

Beachcomber Resorts & Hotels

En este sentido, Beachcomber creó en 1999 la Fundación Espoir Development a través de la que se apoya a los grupos más vulnerables dando acceso a la educación y fomentando la independencia laboral y económica. Además esta fundación propone una conservación y promoción de la herencia natural y cultural del país. Por otra parte, a través de ella se ha adquirido un acuerdo con 55 artesanos locales que aprovechan el mercado turístico y hotelero para expandir sus negocios.

Pero el negocio principal de Beachcomber son los hoteles. Con ocho en Mauricio, uno en Seychelles, uno en Marruecos y otro en Francia, todos ellos contienen la filosofía mauritana  donde la belleza y la hospitalidad son las protagonistas.