Ayer y hoy de los monumentos de España a través de las fotos de J. Laurent

Era francés, pero se instaló en España y la recorrió de punta a punta dejando un archivo artístico y documental al que hoy puede acceder todo el mundo gratis, gracias a su digitalización

María Escribano
 | 
Foto: Catálogo J. Laurent, Min. Cultura y Deporte, Salamanca. 362. La plaza mayor, Museo de Salamanca

El fotógrafo Jean Laurent nació en 1816 en la Borgoña francesa, pero España tuvo suerte de que antes de cumplir los 30 años se viniera a nuestro país, concretamente a Madrid, donde, al parecer, contrajo matrimonio con la viuda de un pastelero. En un primer momento se dedicada a diseñar cajas para dulces.

Pero poco se conoce sobre su vida privada, incluso se duda sobre su nombre real, pero mucho se conoce de su fotografía. Laurent es el responsable del archivo visual español más importante de la segunda mitad del siglo XIX. Este archivo fue adquirido por el Ministerio de Educación y Cultura en 1975 y hace unos días, el actual Ministerio de Cultura y Deporte publicaba digitalmente el primer catálogo de sus obras para que todo el mundo pueda disfrutarlas gratis. 

El proyecto está impulsado por el Museo Nacional del Romanticismo (también han participado otros 11 museos) y financiado a través del Plan Nacional de Fotografía, que coordina el Instituto de Patrimonio Cultural de España, donde se conserva el archivo del fotógrafo, constituido por cerca de 12.000 negativos de vidrio.

Catedral de Burgos en el siglo XIX.  | J. Laurent y Cía. J. Lacoste. BURGOS._96._Vista de la Catedral. Museo Nacional del Teatro, FT00203

Laurent llegó a abrir un establecimiento fotográfico en la azotea del número 39 de la madrileña Carrera de San Jerónimo y recorrió toda España haciendo retratos de tipos populares o fotografiando ciudades, monumentos y espectáculos.

Perfeccionó la técnica de sus fotografías e incluso llegó a plasmarlas en abanicos, como explica Helena Pérez Gallardo en Jean Laurent (1816-1886). Un fotógrafo y su empresa, que formó parte del catálogo de la exposición de 2007 Luz sobre papel. La imagen de Granada y la la Alhambra en las fotografías de Jean Laurent, editado por el Patronato de la Alhambra de Granada.

En 1874 incorporó a su negocio un socio, el fotógrafo Manuel Sánchez Rubio, motivo por el que muchas de sus imágenes aparecen firmadas como J. Laurent y Cía., el nombre de su nueva sociedad, que se disolvió en 1875. 

Catálogo de J. Laurent.  | Ministerio de Cultura y Deporte

En 1860 fue nombrado fotógrafo de cámara de Isabel II, lo que le permitió fotografiar también a los grandes personajes de la época.

En 1879 se publicó el último catálogo bajo la supervisión de Laurent, según indica Helena Pérez Gallardo, la Nouveau Guide du Touriste en Espagne et Portugal. Itinéraire Artistique, "una guía de viaje por España articulada según la red del ferrocarril", guía que sitúa a Laurent como otro de los pioneros del turismo en nuestro país.

Laurent no tuvo ocasión de volver a Francia y, aunque llegó a abrir tiendas de fotografía en el país vecino, nunca regresó a su tierra. De hecho, está enterrado en el cementerio madrileño de La Almudena, donde fue trasladado un día después de su muerte, el 24 de noviembre de 1886.

EL CATÁLOGO DE LAURENT

Más de 6.300 imágenes forman parte del primer catálogo digital de Laurent y conforman uno de los conjuntos visuales más completos y heterogéneos de la España de la segunda mitad del XIX. Para los que quieran conocer mejor su obra, se ha editado la monografía J. Laurent. Un pionero en las colecciones españolas, con nueve estudios de especialistas que acercan al lector al autor y a su época. 

Uno de los apartados de este catálogo digital se ha titulado Imagen de España y es el fondo más completo, con 1.584 fotos de ciudades de 44 provincias españolas. Algunas de ellas es la primera vez que se muestran al público. 

Hoy te proponemos un viaje más a esos sitios: a través de las fotografías de Jean Laurent de hace dos siglos en las que podrás admirar detalles singulares de monumentos archiconocidos.

1. PLAZA MAYOR DE SALAMANCA Y DE MADRID

Sorprende ver la transformación de algunos de los famosos lugares captados por la firma de Laurent. Por ejemplo, algunas de las plazas mayores más famosas de España. Una de ellas, la de Salamanca, que alrededor de 1870 sufrió una transformación verde con la instalación de unas 27 acacias, algo que unos años antes había hecho también Madrid con su plaza mayor.

Plaza Mayor de Salamanca en el siglo XIX.  | Catálogo J. Laurent, Min. Cultura y Deporte, Salamanca. 362. La plaza mayor, Museo de Salamanca
Plaza Mayor de Salamanca en la actualidad.  | clodio / ISTOCK

No sería hasta pasados los años 50 del siglo XX cuando la playa mayor de Salamanca quedó libre de todo ornamento y fue pavimentada (aunque recuperó algún jardincillo en la ficción para el rodaje de Mientras dure la guerra, de Amenábar). 

En el caso de la plaza madrileña, su jardín duraría hasta 1936. La foto de Laurent que mostramos está datada entre 1874 y 1900 y en ella ya estaba la famosa estatua ecuestre de Felipe III.

Plaza Mayor de Madrid en la actualidad.  | neirfy / ISTOCK
Plaza Mayor de Madrid en el siglo XIX. | Catálogo J. Laurent, Ministerio de Cultura y Deporte, MADRID._332._La plaza mayor, Museo Nacional del Teatro

2. ALHAMBRA

Más ventanitas que las que podemos ver hoy día en la Torre de Comares y tejas vidriadas y una pequeñita cúpula sobre la cubierta de la galería norte del Patio de los Arrayanes. Estas son tres de las cosas que hoy han desaparecido de esta magnífica estancia de la Alhambra de Granada y que, gracias a la fotografía de Laurent (y que otros fotógrafos de la época también captaron) podemos recordar. La fecha probable de la foto de Laurent es 1871, cuando realizó su tercer viaje a Granada.

Patio de los Arrayanes en 1871.  | J. Laurent y Cía. GRANADA.1107.Vista general del patio de los arrayanes y de la torre de Comares. Alhambra. Museo Nacional de Artes Decorativas
Imagen actual del Patio de los Arrayanes.  | IvanBastien / ISTOCK

Unos años después, en 1890, la Alhambra sufrió un gran incendio, que destruyó casi totalmente los techos de esta galería norte que precede a la Sala de la Barca donde se encuentra la cupulita. Esta se reconstruyó, pero se eliminó totalmente en 1933 junto con las tejas vidriadas, según recoge Carlos Sánchez Gómez, arquitecto y académico de Bellas Artes de Granada, en su exhaustivo trabajo Imagen fotográfica y transformación de un espacio monumental : El Patio de los Arrayanes de La Alhambra.

3. VISTA DE CÁDIZ DESDE LA TORRE TAVIRA 

Sin duda, algo que hace especial al horizonte de la ciudad de Cádiz son sus torres miradores (a finales del XVIII había unas 160), entre las que brilla como ninguna la Torre Tavira. El vigía de esta torre era Antonio Tavira, de ahí su nombre, y está situada en la cota más alta de la ciudad, a 45 metros sobre el nivel del mar. Eso la convierte en el mejor sitio para colocar a todo Cádiz a tus pies. Desde 1994 alberga una cámara oscura, que invita a disfrutar de una visión curva de la ciudad.

Vista de Cádiz desde la Torre Tavira en 1879. | Catálogo J. Laurent, Ministerio de Cultura y Deporte, Cádiz, 2075. Vista tomada desde la torre Tavira frente al Puerto de Santa María, Museo Nacional de Artes Decorativas
Vista actual de Cádiz desde la Torre Tavira.  | María Escribano

En la imagen de Laurent, tomada en 1879 (solo cinco años después de que se publicara el episodio nacional Cádiz de Galdós) desde lo alto de la Torre Tavira, se puede observar una de las panorámicas más bonitas de Cádiz, adivinándose el cimborrio del Convento de San Francisco en la lejanía.

4. MERCADO DE LA CEBADA DE MADRID

En 1870, el arquitecto Mariano Calvo y Pereira iniciaba las obras de un nuevo mercado en la calle Toledo de Madrid. Cinco años después, en 1875, el rey Alfonso XII lo inauguraba, ocasión que el estudio de Laurent no perdió para fotografiarlo. Se cree que esta fotografía que os mostramos se tomó el mismo día de la inauguración del mercado, dado que todo está preparado como para un convite.

Mercado de la Cebada en 1875.  | J. Laurent y Cía. MADRID. 770. El nuevo mercado de la calle de Toledo. Museo Nacional de Artes Decorativas
Imagen actual del Mercado de la Cebada de Madrid.  | JJFarquitectos / ISTOCK

El Mercado de la Cebada es otro de los lugares que más ha cambiado desde esta época. En 1956 se derribó por problemas higiénicos y fue sustituido por un mercado de hormigón y ladrillo coronado por seis cúpulas, diseño que poco tiene que ver con el inicial, realizado en hierro y cristal, muy al gusto de la época. Con él se intentó dotar de modernidad a la capital y llegó a ser el mercado más importante de Madrid a principios del siglo XX. 

5. PUENTE DE TRIANA DE SEVILLA

Rehabilitado varias veces, el conocido como Puente de Triana nació como Puente de Isabel II y fue inaugurado en 1852, lo que lo convierte en el puente más antiguo de Sevilla. La foto de Laurent fue tomada en uno de los cinco viajes que el fotógrafo realizó a Sevilla entre 1857 y 1880, un margen de años en los que el puente sufrió daños y accidentes, pero logró superar todos sus problemas para ser uno de los emblemas de la ciudad con sus tres arcos de 43.464 metros de luz cada uno.

Puente de Triana en el siglo XIX.  | Catálogo J. Laurent, Ministerio de Cultura y Deporte, Sevilla.421.Fuente sobre el Guadalquivir, Museo Nacional de Artes Decorativas
Puente de Triana en la actualidad.  | lightkey / ISTOCK

6. LONJA DE VALENCIA

La fotografía de Laurent es una copia de la época datada entre 1857 y 1873, unos 75 años después de que la Lonja de Valencia fuese declarada Monumento Histórico-Artístico en España. Esta genial muestra del gótico civil en Europa es Patrimonio de la Humanidad desde diciembre de 1996. Curiosamente, su primera piedra se colocó en el simbólico año 1492.

Lonja de Valencia en la segunda mitad del siglo XIX.  | Catálogo J. Laurent, Ministerio de Cultura y Deporte, VALENCIA._910._La Lonja, Museo Cerralbo
Lonja de Valencia en la actualidad.  | Helena GH / ISTOCK

Aunque en la imagen de Laurent disfrutamos de su vista exterior, es en el interior donde se encuentra uno de sus tesoros: el Salón Columnario, con sus espectaculares columnas helicoidales infinitas y sus bóvedas de crucería. Un detalle que llama la atención de la foto de Laurent es el reloj de la Lonja, que desapareció, al parecer, en los años 30 del siglo XX. Tampoco están presentes las almenas en lo alto del torreón, que se pusieron iniciado el siglo XX.

7. VISTA DE TOLEDO

Las vistas de Toledo desde el Mirador del Valle han sido las favoritas para multitud de artistas que han inmortalizado la ciudad castellana en sus cuadros, pero también fue especial para Laurent, que retrató Toledo entre 1860 y 1900, con su imponente Alcázar en el punto más alto. Destacan los remates de las cuatro torres del Alcázar en aquella época, que eran mucho más bajos que los actuales.

Vista de Toledo en la segunda mitad del siglo XIX.  | Catálogo J. Laurent, Ministerio de Cultura y Deporte, Vista panorámica de Toledo con el Alcázar de fondo, Museo Nacional de Artes Decorativas
Vista de Toledo en la actualidad.  | SeanPavonePhoto / ISTOCK

En la época de la foto de Laurent es cuando la Academia de Infantería se instaló dentro del Alcázar y cuando tuvo lugar una de sus reconstrucciones (en la que se instalaría un sistema telegráfico en una de sus torres para enviar mensajes desde Madrid hasta Cádiz) poco antes de que un nuevo incendio, en 1887, lo destruyera casi por completo.

8. VISTA DE BARCELONA DESDE MONTJUÏC

La imagen de Laurent representa una vista panorámica de Barcelona desde Montjuïc. La incluyó en su catálogo L’Espagne et le Portugal au point de vue artistique, monumental et pittoresque. Catalogue, de 1872. Y verdaderamente es pintoresca y monumental la vista de la ciudad desde la famosa montaña. De hecho, hay hasta cuatro vistas diferentes desde sus cuatro miradores: a la ciudad, al puerto, al mar y al aeropuerto.

Barcelona en el siglo XIX.  | Catálogo J. Laurent, Ministerio de Cultura y Deporte, Barcelona. 1499. Vista Panorámica de Barcelona, desde Montjuïc, Museo Nacional de Artes Decorativas
Barcelona en la actualidad.  | VladCa / ISTOCK

9. PUENTE ROMANO DE CÓRDOBA

El Puente Romano, con la Puerta del Puente, el Triunfo de San Rafael y la Mezquita de fondo, protagoniza la siguiente foto de Laurent. Tomada entre los años 1857 y 1873, poco ha cambiado en esta ocasión la estampa de la ciudad de Córdoba desde el puente. En 1882 la mezquita-catedral fue declarada monumento nacional y en los años en los que se tomó la fotografía, el ferrocarril llegó a la ciudad, convirtiéndola en un importante nudo ferroviario.  

El Puente Romano de Córdoba en el XIX.  | Catálogo J. Laurent, Ministerio de Cultura y Deporte, Córdoba. 1436. Puerta de entrada de la ciudad, el Triunfo y la mezquita desde el puente, Museo Nacional de Artes Decorativas
Puente Romano de Córdoba en la actualidad.  | chrisinthai / ISTOCK

10. PUENTE ROMANO DE SALAMANCA

Y de puente romano a puente romano. Esta vez Laurent retrató el que se alza sobre el Tormes en Salamanca. Lo hizo entre 1915 y 1930 y recogió magistralmente este puente que forma parte de la Vía de la Plata y que es una de las enseñas de Salamanca. También quedó retratada en su fotografía una de las dos catedrales de la ciudad, la Nueva, de estilo gótico y terminada en el siglo XVIII. En la zona de la fotografía de Laurent con arena y piedras hoy hay construida una pista de atletismo.

Puente Romano de Salamanca en el siglo XIX.  | J. Laurent y Cía., SALAMANCA._478._Puente romano sobre el Tormes. Museo de Salamanca, 611-032
Puente Romano de Salamanca en la actualidad.  | Juan Carlos Hernández Hernández / ISTOCK

11. AYUNTAMIENTO DE MURCIA

Quizá Laurent acudió a la inauguración del nuevo consistorio murciano a mediados del XIX, en 1848, o quizá lo visitó poco tiempo después. Construido con las indicaciones del arquitecto Juan José Belmonte, su fachada neoclásica es descomunal.

Ayuntamiento de Murcia en el siglo XIX.  | Catálogo J. Laurent, Ministerio de Cultura y Deporte, Murcia.948.El Ayuntamiento y la biblioteca, Museo Nacional de Artes Decorativas
Ayuntamiento de Murcia en la actualidad.  | Sergdid / ISTOCK

En la imagen de Laurent vemos que en ese momento no figuraba el reloj del centro del frontón, que a día de hoy sigue interpretando melodías típicas de Murcia al dar las horas. Ni tampoco está presente el jardincillo con fuentes delante de la fachada frontal.