Avistamiento de cetáceos en el Cantábrico

El País Vasco francés es un lugar perfecto para divisar cetáceos en su hábitat natural.

Viajar
 | 
Foto: LPETTET / GETTY

Una veintena de especies de delfines y ballenas diferentes son los que, cada año, transitan por aguas del mar Cantábrico frente a las costas del París Vasco francés, por lo que esta zona del mundo es perfecta para su avistamiento. Concretamente, es la fosa de Capbreton donde los delfines tienen a sus crías y se alimentan y es este lugar el elegido por Explore Océan, con la colaboración con la asociación de biólogos Itsas Arima, para realizar expediciones.

Pero no sólo delfines, ballenas francas glaciar y otro tipo de cetáceos están presentes en esta región del Golfo de Vizcaya y son censadas por biólogos que recorren la costa para estudiar sus movimiento, comportamientos y su forma de comunicarse. Con Explore Océan e Itsas Arima, el público puede acompañar a los biólogos en sus labores de estudio pero también de sensibilización sobre la necesidad de protección de los océanos.

Freder / ISTOCK

Los avistamientos se realizan a bordo del catamarán Atalaya con salida desde la ciudad vasco-francesa de San Juan de Luz. Esta embarcación navega sobre la fosa de Capbreton, un desfiladero oceánico de 4000 metros de profundidad, donde normalmente se avista cuatro tipo de delfines - delfín azul y blanco, el gran delfín, el calderón común o ballena piloto y el delfín común- aunque también se puede llegar a avistar, con suerte, rorcuales comunes, zifios, cachalotes e incluso orcas. Para asegurar el avistamiento, se sumergen hidrófonos bajo el mar para detectar silbidos, vocalizaciones o ruidos de ecolocalización.

Las expediciones de Explore Océan e Itsas Arima tienen una duración de 7 horas -desde las 8:30 horas hasta las 15:30 horas y se realizan durante los meses de primavera y verano, es decir, de abril a octubre. En cuanto a los precios de esa actividad es de 120€ para los adultos y 80 € para los niños menores de 12 años e incluye la comida a bordo.