Fíjate bien: así podrían ser los aviones en siete años

El Aurora D8 revoluciona las formas, es muy silencioso, consume "como un mechero" y volará en 2027

Lucía Martín García
 | 
Foto: Aurora D8

El Boeing 707 marcó el comienzo de la era de los aviones de pasajeros a reacción. El diseño novedoso permitió que volasen más alto, más rápido y más lejos, convirtiendo al mundo entero en un lugar accesible en tan solo un día de viaje. La clave del éxito del 707 era desafiar la ortodoxia aceptada del diseño para reconfigurar cada aspecto de la aeronave, maximizar la velocidad, la eficiencia y capacidad de carga útil. 50 años después el diseño del ala de tubo del 707 sigue siendo el estándar mundial para todos los aviones comerciales. 

Este nuevo avión Aurora D8  nace de la utilización de tecnologias existentes y avanzadas, materiales compuestos pensados y reconfigurados en todos los aspectos para maximizar los costes y mejorar la experiencia del pasajero.

Un cambio de paradigma

Aurora D8

El Aurora D8 , también conocido como D8 Airliner, es un concepto de avión en desarrollo a mediados de 2017. El proyecto se inició en 2008 por Aurora Flight Sciences, el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) y Pratt & Whitney bajo la NASA. Se trata de un avión de bajo consumo de combustible, que volará por primera vez en modo de prueba en 2027, para más tarde ponerlo a disposición de rutas regulares. Será un avión de pasajeros con 180 asientos y 3.000 millas náuticas y está diseñado para volar a 582 mph dentro de las capacidades del Boeing 737 o Airbus A320. La empresa Aurora Flight Sciences fue comprada por Boeing el 8 de noviembre de 2017 para sus desarrollos de drones. 

Al asociarse con la NASA, el MIT, Pratt & Whitney y la FAA, el equipo de Aurora abarca 11 instalaciones en todo Estados Unidos y emplea a algunos de los mejores ingenieros y científicos del mundo.

Novedades del Aurora D8

Aurora D8

En cuanto al diseño, el avión posee unas alas más pequeñas para generar la elevación. Los motores se situarán en la parte trasera del D8 en lugar de debajo de las alas, como ha sido habitual en el resto de diseños convencionales. Esta modificación da como resultado la capacidad de usar motores de relación de derivación más pequeños y ligeros. En cuanto al chasis, encontramos conceptos de alas menos radicales que los de la competencia, lo cual tiene un motivo: así no hay que modificar la infraestructura de los aeropuertos tal y como la conocemos hoy.

El objetivo principal de esta nueva creación es reducir el consumo de combustible en un 70% y el ruido en 71 dB volando a Mach 0.74, esto es, a casi 1.000 km/h.