Audi TT RS: divino tesoro

La potencia del TT RS alcanza los 340 CV gracias a su motor de 2.5 litros turbo sobrealimentado de cinco cilindros e inyección directa. Destaca por el aspecto radical. Ya a la venta.

Hugo Valverde

Hasta ahora, la variante más deportiva de la gama TT era el TTS, que con sus 272 CV ya era un coche fascinante. Pero además de éste y del TT TDI, Audi guardaba otra nueva sorpresa para la familia del deportivo, el TT RS.

Creado por quattro GmbH, el nuevo modelo rescata el bloque de cinco cilindros utilizado en modelos tan emblemáticos en la marca como el Audi quattro de 1980 (200 CV) o el Audi Sport quattro de 1984 (306 CV). El nuevo motor 2.5 turbo sobrealimentado entrega una potencia de 340 CV y un par de 450 Nm, éste último entre las 1.600 y 5.300 vueltas.

El peso del vehículo es bastante reducido, 1.450 Kg el coupé y 1.510 kg el descapotable, gracias a que su carrocería está fabricada principalmente en aluminio. Este hecho, junto a los 340 CV de su motor 2.5, hacen que el TT RS acelere hasta los 100 km/h desde parado en tan sólo 4,6 segundos. Alcanza una velocidad máxima de 250 km/h (limitada electrónicamente). Opcionalmente, Audi ofrece la posibilidad de aumentar esta cifra hasta los 280 km/h. Con sólo pulsar un botón, el sonido del cinco cilindros se convierte en una melodía aún más ronca. Además, la respuesta del motor se agudiza. El consumo medio de carburante es de 9,2 litros a los 100 km en el caso del coupé, 9,5 l en el Roadster.

El propulsor va acoplado a una caja manual de seis velocidades de recorridos cortos. Equipa de serie el sistema de tracción permanente quattro, que trasmite la fuerza las cuatro ruedas.

El tren de rodaje ha sido rebajado 10 mm. Los muelles y amortiguadores presentan un ajuste más rígido. De serie, el TT RS trae el sistema Audi magnetic ride, con el que se puede variar la dureza de la suspensión.

Su aspecto ha ganado poder, gracias a las llantas de 18 pulgadas (opcionales de 19 y 20") y a los parachoques de nuevo diseño, más amplios y atractivos. El delantero presenta unas anchas entradas de aire y un labio en la parte inferior que le otorga un aspecto más deportivo. La parrilla Singleframe está pintada en negro brillante y rodeada por un marco en aluminio mate. El paragolpes trasero recibe dos salidas ovaladas, en lugar de las dos dobles que monta el TTS, que se pueden sustituir por unas colas en negro mate. El alerón de serie es fijo y no retráctil. Pagando un dinero extra, se puede acoplar un "spoiler" de accionamiento automático.

El Audi TT RS está disponible en ocho colores, cuatro nuevos y exclusivos: gris Daytona efecto perla, azul Mugello efecto perla, azul Sepang efecto perla y gris Suzuka metalizado. La capota de la versión Roadster está disponible en negro y gris oscuro.

El interior es similar al del TTS. Volante deportivo multifunción achatado por la parte inferior, asientos deportivos en cuero y Alcántara e inserciones en aluminio cepillado. El FIS (sistema de información al conductor) ofrece un indicador para la presión de sobrealimentación y para la temperatura del aceite. También incluye un "laptimer" para cronometrar los tiempos.

Las primeras unidades llegarán a los concesionarios de la marca alemana en verano.

Más información en periodismodemotor.com