Arte urbano: Okuda lo vuelve a hacer

El artista español Okuda lleva el arte urbano hasta el castillo francés de La Valette.

Adrián Lorenzo
 | 
Foto: /www.chopemdownfilms.com

Más grande, también más impresionante. Convertido en una de las figuras colosales del arte urbano, el artista Okuda San Miguel, continúa su viaje por Francia. Tras rendir homenaje a la Gioconda, de Leonardo Da Vinci, en la fachada de un edificio de 19 pisos y de diseñar un trampolín sobre el río Sena -con motivo de la candidatura parisiense a los Juegos Olímpicos 2024- este pintor santanderino regresa con una impresionante obra sobre la fachada de un castillo abandonado.

Construido a finales del siglo XIX y ubicado en la región de Centre Val de Loire, el castillo de La Valette enlaza la historia de Francia y España: fue comprado por republicanos españoles en los años 30, más tarde pasó a manos franquistas para posteriormente convertirse en un colegio y finalmente fue abandonado en 1986.

 

 

Una publicación compartida de OKUDA SAN MIGUEL (@okudart) el

 

 

Ahora, 31 años más tarde, una iniciativa del ayuntamiento local pretende devolverlo a la vida. Por eso han decidido cambiar el gris habitual de su fachada por coloridas formas geométricas en rojo, amarillo, verde, azul, morado…

La obra, que lleva el nombre de Skull In The Mirror, fue elaborada en cinco días por Okuda y posee más de cincuenta lunares de colores repartidos en tres pisos y es el preámbulo de la primera exposición monográfica de Okuda en la capital francesa.

El evento tendrá lugar en la galería de Adda & Taxie de París durante los meses de julio y agosto. Allí se exhibirán las obras más recientes del artista santanderino entre las que destacan una colección de telas y esculturas. Sin duda se trata de todo un reconocimiento a un trabajo de proyección internacional, que lo sitúa como uno de los artistas urbanos más reconocidos de la actualidad.

El autor asegura que viajar y transformar espacio por todo el mundo es una de sus mayores fuentes de inspiración: “La retroalimentación con otras culturas me hace sentir más libre y vivo, lo cual se refleja en mis creaciones, siempre con una mirada positiva”.