Un tour por las 1.500 piezas de arte del Four Seasons de Madrid

Cerca de 1.500 pinturas, fotografías y esculturas inundan el Four Seasons Hotel Madrid, convirtiendo el espacio en un museo de arte. También destilan arte los dos nuevos espacios del hotel: la Suite Real, ya abierta, y el gastrobar ISA

María Escribano
 | 
Foto: Four Seasons

El 25 de septiembre, el primer hotel Four Seasons en España cumplió un año de vida y despedirá este 2021 con un puñado de novedades dirigidas tanto al público local madrileño como a los huéspedes internacionales.

1. Un hotel con mucho arte 

Escultura de KAWS en el vestíbulo del Four Seasons Hotel Madrid.  | Four Seasons

Hay una manera artística de aproximarse al Four Seasons Hotel Madrid: a través de su extensa colección de arte, que aglutina cerca de 1.500 pinturas, fotografías y esculturas; algunas de ellas recogen la tradición más clásica, a través de escayolas de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (vecina del hotel), y otras, la más contemporánea, a través de obras de artistas españoles emergentes.

Escultura 'Along the Way', de KAWS, en el vestíbulo del Four Seasons Hotel Madrid.  | Four Seasons

1.500 obras de arte distribuidas entre el restaurante, habitaciones, hall... Todas seleccionadas por Paloma Fernández-Iriondo, project manager de la colección de arte del Four Seasons Hotel Madrid. Paloma ha estado cinco años recopilando arte para el hotel con dos objetivos claros: que las obras fueran españolas (“Quería hacer algo español”, nos cuenta) y que sirvieran de plataforma para artistas jóvenes y emergentes. Respecto a estos últimos, se hicieron cuatro convocatorias con las facultades de Bellas Artes de Madrid, Málaga y Sevilla y de ellas han salido algunas de las piezas clave del hotel, en total 75, que decoran habitaciones, suites y pasillos. Una de ellas, Jardín Híbrido, de Sandra Val, decora con pan de oro y pintura al óleo el techo del restaurante ISA, una de las nuevas propuestas gastronómicas del hotel y que abrirá en breve.

Arte en el Four Seasons Hotel Madrid.  | Four Seasons

El art tour por el Four Seasons empieza en el vestíbulo del hotel, donde desde hace unas semanas saluda a los clientes y curiosos la escultura 'Along The Way', de la serie Companions de KAWS. Creada en 2013 por el que fuera el artista grafitero más famoso del Nueva York de los 90, la obra está formada por dos figuras gigantescas (de 2,5 metros de alto) en madera ebonizada que aporta un halo de nostalgia de los juguetes de madera tradicionales de antaño. La obra ha sido cedida al Four Seasons de Madrid por Mark Scheinberg, fundador de Mohari Hospitality, copropietario del edificio Centro Canalejas Madrid, donde se encuentra el hotel. Con esta obra de Companions, serie en la que KAWS se inspira en el personaje de Mickey Mouse (que para eso trabajó en Disney), Paloma Fernández-Iriondo considera que el Four Seasons de Madrid se pone en primera línea en el sector del arte internacional.

Detalle de escayolas en una de las habitaciones.  | Four Seasons

Especialmente orgullosa parece Paloma de las reproducciones de escayolas clásicas, que decoran algunas estancias y que vienen de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, situada justo enfrente del hotel. Paloma seleccionó 10 modelos históricos en escayola, de los que se hicieron 300 reproducciones, que representan diferentes arreglos botánicos de estilo clásico y con ellos le hizo su particular homenaje a la arquitectura histórica del hotel. Historia que también se verá reflejada en un libro, que recopilará todo el arte que inunda el Four Seasons Hotel Madrid y que ya está en preparándose. En él se incluirán también algunas reproducciones de obras del Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, que también está presente en el hotel.

'Double Suite Room'.  | Four Seasons

Otra de las piezas que destaca Paloma es la que decora la escalera principal del vestíbulo, Noche Estrellada, de Eduardo Pérez-Cabrero. Compuesta por 1.500 pequeños fragmentos de latón dispuestos en una pared curvada, está inspirada en una constelación de estrellas.

Escultura en el salón de una 'suite'.  | Four Seasons

Además de KAWS, Sandra Val y Eduardo Pérez-Cabrero, la lista de artistas que han contribuido a aportar su granito de arte al hotel es infinita. Citaremos algunos y nos quedaremos cortos: Inmaculada Bautista, Irene Pereña, María Elisa Rivera, Borja Torrent, Alina Carranza, Nerea Garzón, Francisco Serrano y Sara Serrano, Maite Carranza, Jesús Crespo, Eduardo Martín del Pozo, Elena Morales, Jacinto Moros, Jaime Sicilia, José Cháfer, Cristina Almodóvar…

Decoración del salón de una de las 'suites'. | Four Seasons

Para explorar en profundidad la colección de arte, los huéspedes tienen la oportunidad de hacer un tour privado. Para los no clientes, se pueden visitar las obras que están en el lobby del hotel. 

2. Apertura de la Suite Real

Salón de la Suite Real del Four Seasons Hotel Madrid. | Four Seasons

Otra de las novedades de este último trimestre del año es la apertura de la Suite Real, que, por supuesto, también cuenta con piezas de arte. Entre ellas, las cuatro piezas Radiación, de Cristina Almodóvar, situadas en el estudio y el par de Cajas de Luz, collages de Pilar Cavestany, en el salón.

Chimenea de la Suite Real.  | Four Seasons

La Suite Real es la habitación más grande y con más historia de todo el hotel. En su día fue la Sala de Conversación del Casino de Madrid a finales del siglo XIX y luego, ya a finales del siglo XX, sería el despacho de Mario Conde. Es quizá el único espacio que no ha cambiado del hotel porque es un espacio protegido. 16.000 elementos presentes en él se mandaron a restaurar y fueron reintroducidos posteriormente para que todo permanezca igual desde el origen del inmueble, en la última década del siglo XIX.

Dormitorio de la Suite Real.  | Four Seasons

Tiene 431 metros cuadrados y la arquitectura ha corrido a cargo de Estudio Lamela y el interiorismo, de BAMO y BG Arquitectura. ¿El resultado? Una mezcla de clasicismo y modernismo, una estancia fascinante, de estilo Luis XV, a la que abrazan las molduras del techo acabadas en pan de oro envejecido, la chimenea, los balcones con vistas a la calle Alcalá. En cuanto a la chimenea, esta fue restaurada in situ, y en ella se pueden adivinar las siglas del Banco Español de Crédito en una placa de latón, testigo de la historia del edificio.

Despacho de la Suite Real.  | Four Seasons

Su amplio salón comedor se completa con un estudio, un gimnasio, una cocina, un vestidor, un dormitorio principal y un espectacular baño con una bañera redonda de mármol Michelangelo pulido. Es en este último donde está colocada otra impresionante obra de arte, un inmenso mural de ónix.

Baño de la Suite Real.  | Four Seasons

Hay más piezas especiales en la Suite Real. Entre ellas, una lámpara de la Real Fábrica de Cristales de La Granja, que preside el dormitorio y fue adquirida en una subasta. En la biblioteca de la suite, situada a la entrada, encontramos una drum table inglesa de caoba con tapa de cuero verde de la época de Jorge III (principios del XIX), así como una cómoda de Carlos IV y dos lámparas de cristal en el baño y en la entrada al dormitorio procedentes de un palacio del sur de España. 

Su precio, desde 20,000 € la noche más IVA.

3. Gastrobar ISA

Gastrobar ISA.  | Four Seasons

Un nuevo espacio gastronómico abrirá sus puestas en el Four Seasons Hotel Madrid en este último trimestre. Se trata de ISA, un gastrobar que fusiona lo asiático y lo local, donde las tapas asiáticas conviven con cócteles elaborados por el bartender Miguel Pérez. El espacio cuenta también con un DJ que ameniza el ambiente.

Uno de los espacios del gastrobar ISA.  | Four Seasons

ISA está compuesto por varios espacios que se subdividen a su vez, creando multitud de reservados, cada uno decorado con un estilo. Y también hay arte en este espacio gastronómico. Además de la obra Jardín Híbrido de Sandra Val ya citada, se puede disfrutar de las fotografías de Manuel Outumuro, que reinterpreta famosos cuadros (como La chiquita piconera de Julio Romero de Torres), pero con actores y actrices actuales como modelos, y de los cuadros textiles de los gallegos Salvador y Juan Cidrás, de Formabesta.

Otro de los ambientes de ISA. | Four Seasons