Aprende idiomas ligando

Qué mejor manera de aprender un nuevo idioma que a través del amor.

VIAJAR
 | 
Foto: kieferpix / ISTOCK

¿Aburrido de las academias oficiales de idiomas? ¡No hay problema! En nuestro móvil tenemos miles de herramientas para mantener nuestras cabezas frescas y activas de un modo original y divertido. A la hora de aprender un nuevo idioma, no hay nada mejor que hacerlo con un profesor nativo. ¿Quién mejor que un francés para enseñarnos el idioma de l’amour’ ?

Tinder, la app para conocer gente (y lo que surja) es todo un éxito social. Cada día son más los usuarios que le dan un voto de confianza a la plataforma, ya sea para ampliar el círculo de amigos, tener ‘affairs’ fugaces o encontrar a un compañero de vida. Tinder es una red que se extiende por todo el mundo y es precisamente esto lo que la convierte en una herramienta idónea para hacer amigos internacionales sólo un click

Embarcarse en un viaje de negocios, entender películas en VOS, tomarse unas merecidas vacaciones o sacarse un certificado de idiomas son buenas razones para lanzarse a aprender y mejorar un nuevo idioma. Sea cual sea el caso, la app es una buena opción para convertir a un usuario en políglota, por ello, ha elaborado una guía para mejorar un idioma a través de Tinder.

De vez en cuando, se alinean los astros y, tras desgastar huella dactilar haciendo ‘swipe’ de perfil en perfil insulso, encontramos a alguien medianamente interesante que nos abre chat con un deseado match’ recíproco. La app de ligue es una fuente inagotable en la que circulan millones de mensajes y comunicaciones cada día. Exactamente se producen 26 millones de ‘matches en todo el mundo y unos 20 mil millones desde su lanzamiento en 2012.

‘Match’ y pasaporte

Tinder ofrece una opción de pago que, en un inicio, va destinada a viajeros solitarios. Los datos extraídos de Passport, la función premium que permite conectarse con personas afines de cualquier parte del mundo antes de viajar, han servido para elaborar esta guía para los políglotas de Tinder. 

En la vida las cosas bonitas entran por los ojos, y esto es extensible a Tinder, claro. Es importante que tu bio esté personalizada antes de lanzarte a conocer una nueva cultura. Incluye una descripción detallada (y verídica, por favor) en tu perfil. Describe lo que estás buscando y cuáles son tus intereses. Una buena idea es traducir la bio al idioma del país que vas a visitar,  añadir alguna expresión típica y emojis relacionados con su cultura (las banderas no fallan). Una vez que tu perfil esté bien completo y pulido, comenzará la lluvia de deslizamientos hacia la derecha.

Si estás en Tinder, lo mejor es dejar de lado la timidez. No dudes en conectar mediante una simbiosis cultural y lingüística. Sé profesor y alumno de tus nuevos amigos internacionales. Solicita una conversación de tú a tú con tu `match’ en su lengua madre, ofreciéndote a enseñarle después la tuya. Comienza hablando con frases y estructuras simples hasta que vayas engrosando vocabulario. Mientras pules la gramática más académica, tu contacto de Tinder puede enseñarte la jerga local y expresiones más populares. Olvida el orgullo y déjate corregir abiertamente, sin impedimentos ni reacciones negativas. Al final, se trata de aprender todo lo posible, ¿no?.

Si además tienes planeado viajar al país de tu nuevo amigo virtual, aprovecha la ocasión para pedir consejo sobre tu viaje. Pide que te recomiende lugares poco conocidos, que te dibuje un plano de lo más pintoresco o que sea él mismo, en persona, tu guía turístico. De esta manera, es posible que vaya alguien a buscarte al aeropuerto para hacer tu viaje mucho más interesante…

// Outbrain