¿Por qué todos quieren el anillo de Claddagh, símbolo irlandés del amor?

Músicos o actores famosos, líderes mundiales o incluso miembros de realeza han comprado esta joya que ha alcanzado una fama internacional

Beatriz Pérez
 | 
Foto: PicturePartners / ISTOCK

La isla de Irlanda esconde algunas de las tradiciones románticas más curiosas para celebrar San Valentín el 14 de febrero. Ejemplo de ello es el famoso anillo Claddagh, una joya que comparten los enamorados como símbolo de amor eterno.

El anillo, con forma de dos manos que sostienen un corazón con una corona, tiene su origen hace 300 años en Claddagh, un antiguo pueblo de pescadores a orillas de la bahía de Galway, en el escarpado oeste de Irlanda. El corazón simboliza el amor; las manos, la amistad; y la corona la lealtad y fidelidad.

titoslack / ISTOCK

Así, la joya se regala como símbolo de amistad, para consolidar una relación o incluso para pedir matrimonio. Y es que el anillo tiene diferentes significados dependiendo de como se lleve puesto. Por ejemplo, en la mano derecha y con el corazón apuntando hacia dentro significa que has encontrado el amor, pero con el corazón hacía afuera quiere decir todo lo contrario. Mientras que llevarlo en la mano izquierda con el corazón hacia adentro simboliza un compromiso mayor, es decir, que tu corazón verdaderamente pertenece a otra persona.

Esta joya ha alcanzado una fama mundial por su belleza y simbolismo, hasta el punto de que Thomas Dillon's, la joyería más antigua de Irlanda ubicada en la ciudad de Galway y los fabricantes originales del anillo de Claddagh, han fabricado esta joya para la realeza, líderes mundiales, músicos famosos y estrellas de cine, tales como Kim Kardashian, Jennifer Aniston o Daniel Day-Lewis.

Royal Claddagh

Los orígenes del anillo se remontan a una antigua leyenda irlandesa, que cuenta que un hombre de la aldea de Claddagh, llamado Richard Joyce, emigró a las Indias Orientales para trabajar, pero con la esperanza de casarse con su amada a su regreso. Sin embargo, el barco fue capturado durante la travesía, y Joyce fue vendido como esclavo a un joyero de Argelia, quien le enseñó ese oficio. Tras catorce años de cautiverio, Joyce fue liberado y volvió a su hogar para casarse con su amada, y durante todo ese tiempo cautivo, diseñó un anillo como símbolo de su amor por ella, el anillo de Claddagh, sin saber que la pieza se convertiría en el icono mundial del amor que es en la actualidad.