Andorra estrena temporada de nieve a finales de noviembre

Los dominios esquiables andorranos de Grandvalira y Vallnord abrirán sus pistas, si el tiempo lo permite, el próximo 26 de noviembre con novedades.

Las principales novedades que anuncia Grandavalira para esta temporada pasan por el Freestyle y es que el dominio quiere convertirse en la meca andorrana de este estilo. Por este motivo estrena el Park Olé, una zona de debutantes que se suma a los 4 snowparks las diferentes variantes de este deporte.

Por otra parte, los apasionados del deporte extremo y la aventura podrán practicar Freeride con mayor comodidad gracias al nuevo telesquí de Encampadana, que permite acceder a tres zonas de descenso de nieve virgen con obstáculos de Grandvalira-El Tarter y que, a su vez, enlaza con la pista Freeride de Grandvalira-Grau Roig.

Para los más pequeños ha creado un circuito infantil en Grandvalira-Grau Roig, un recorrido a través de la fauna pirenaica en forma de dibujo animado, y un jardín de nieve remodelado en el sector de Grandvalira-Soldeu con el círculo polar ártico como temática de inspiración.

En cuanto a Vallnord ha anunciado para el sector de Arcalís un nuevo woodpark con módulos naturales y artificiales, convirtiéndose en el primer espacio de este tipo en los Pirineos dedicado al Freestyle. Además, el sector de Arinsal también renueva su infraestructura para el Freestyle con una línea de módulos para debutantes.

Para finalizar Vallnord contará con la pista de esquí para debutantes más larga de los Pirineos. Se trata de la pista Megaverda y tiene 8 kilómetros de bajada con salida en Portelles y llegada en Hotell englobando, de este modo, las pistas de El Túnel, Els Orris, La Basera y el Pont.