Álvaro Cervantes y Jaime Lorente salen de la piscina y nos cuentan sus destinos favoritos

Jaime y Álvaro viajan a la Barcelona de 1992 en su última película, '42 segundos', que se estrena el 2 de septiembre en los cines. Aprovechamos este estreno para preguntarles por sus otros viajes

María Escribano
 | 
Foto: UPI Media

Jaime Lorente y Álvaro Cervantes están de estreno. Los actores se han puesto a las órdenes de Dani de la Orden y Àlex Murrull para encarnar a los dos pesos pesados del equipo de waterpolo nacional en los Juegos Olímpicos de Barcelona '92: Pedro García Aguado y Manel Estiarte. Ambos vivirán 42 segundos (así se llama la película) cruciales para el devenir del waterpolo español. Algo más de tiempo ha necesitado la pareja de actores para viajar por el mundo. Con VIAJAR han compartido su experiencia viajera: 

-Al pensar en su infancia, ¿cuáles son sus vacaciones más recordadas?

ÁLVARO: Disfruté mucho de un verano en el que con mis padres y mi hermana recorrimos el norte de España. Lo recordamos con mucho cariño. 

JAIME: Tengo un recuerdo de La Manga del Mar Menor, que fue cuando yo empecé a tomar un poco de consciencia de la vida. Recuerdo cuando fuimos a visitar la casa que posteriormente mis padres compraron. Me acuerdo que fuimos allí al Mar Menor porque yo tenía mucho asma y el médico le recomendó que era un sitio muy bueno para el asma, las sales del Mar Menor. Tengo un recuerdo de aprender todo lo nuevo allí.

Jaime Lorente y Álvaro Cervantes estreno película 42 segundos
Jaime y Álvaro en el estreno en Madrid de '42 segundos'.  | ALBERTO ESPADA

-¿Cuál fue el primer viaje que hizo sin sus padres?

ÁLVARO: El verano antes de empezar la universidad me fui con unos amigos a recorrer Marruecos durante cinco semanas. Ese viaje significó mucho para mí. Y desde entonces he vuelto muchas veces a Marruecos.

Plaza el Fna Marrakech
Plaza el Fna, Marrakech. | Nisangha / ISTOCK

JAIME: Fue con mis hermanos a Alemania en una excursión. Tengo un recuerdo muy bonito porque fue con mi hermano mayor, que era como si fuera con mis padres porque mi hermano era como una prolongación de mis padres, pero le tengo mucho cariño porque éramos unos gamberros por ahí sueltos.

-Si no viviera donde lo hace, ¿en qué ciudad le gustaría hacerlo? 

ÁLVARO: En Nueva York. Estuve tres meses estudiando inglés hace años y se me quedó corto. Es un chute de energía muy bestia. 

JAIME: En Milán. Fíjate que mucha gente dice en Italia que es como la peor ciudad, pero vivo enamorado de esa ciudad, me encanta, me gusta muchísimo.

Catedral de Milán, Italia
Catedral de Milán.  | Xantana / ISTOCK

-¿A qué destino le gustaría ir si tuviera el tiempo y/o el dinero? 

ÁLVARO: Me gustaría conocer Argentina. Recorrer bien el país durante un tiempo. Tengo buenos amigos allí y es un lugar al que ya estoy tardando en ir. 

JAIME: Me haría mucha ilusión hacerme un buen viaje por toda Sudamérica. He estado mucho en México y esa parte, pero no conozco más que México. Y sí que me gustaría hacer un viaje por toda Sudamérica.

-¿Su rincón favorito del planeta? 

ÁLVARO: La Concha de San Sebastián, de noche. Recorrerla a la luz de las farolas con el sonido del mar es una experiencia muy reconfortante. 

Playa de la Concha San Sebastián
Playa de la Concha, San Sebastián.  | GordonBellPhotography / ISTOCK

JAIME: Hombre, sin duda, Murcia. Mi familia, mi casa, mi hogar, todo mi origen. No hay rincón donde uno se pueda sentir más a gusto que en su casa. Viajar es muy cansado luego.

-¿Ha realizado algún viaje inspirado en algún libro, película o disco?

ÁLVARO: No como tal, pero en un viaje que hice a India decidí ir a conocer Mumbai movido por la novela Shantaram.

Puerta de la India y Taj mahal Hotel en Mumbai
Puerta de la India y Taj Mahal Hotel en Mumbai. | Chidanand M. / ISTOCK

 

JAIME: No, no lo he hecho. Creo que es una asignatura pendiente. Poder seguir los pasos de algún protagonista o alguna protagonista de alguna novela que me haya enamorado, tiene que ser bastante chulo, pero no he tenido la oportunidad de hacerlo. Muchas veces dice uno: ¿dónde viajo? Y a lo mejor es esta la solución, buscar tus obras favoritas y decir: me recorro esto.

-¿Medio de transporte favorito? 

ÁLVARO: El tren. Me parece que es el medio donde más se puede disfrutar del trayecto. 

Tren Glacier Express Suiza
Tren Glacier Express, Suiza. | KvdB50 / ISTOCK

JAIME: Me gusta mucho el tren. Me encanta. Mi abuelo trabajaba en los trenes y ha habido una relación en mi casa con los trenes muy estrecha. Y viajar en tren como que me tranquiliza mucho. No me importa echar las horas en el tren. En el coche hay una especie de agobio por llegar. Pero en el tren va a llegar a la hora que tiene que llegar, tarda lo que tarda. Y luego el avión, no es que no lo soporte, es que toda la previa y la pos que tienes que pasar para entrar.

-¿Cuál es la compra más estrambótica que ha hecho en uno de sus viajes?

ÁLVARO: En Varanasi, en India, acabé en la trastienda de un perfumista dónde me dio a oler aromas que nunca había olido. Impresionado por la historia que había detrás de cada uno de ellos terminé por llevarme varios. Creo que por el uso que les doy me van a durar toda la vida. Aunque no me arrepiento, me siguen encantando. 

Varanasi, India
Varanasi, India.  | shylendrahoode / ISTOCK

JAIME: Recuerdo la época de la Guerra de los Balcanes cuando era pequeño y lo oía en la radio cuando mi padre me llevaba al colegio. Yo con mi hermano mayor me hice un viaje hace como cinco veranos que cogimos un coche en Trieste, fuimos bajando por toda Italia, por Mostar, Croacia, Montenegro, toda la zona. Y estuvimos en Mostar y me compré una máscara de gas absolutamente destrozada de la Guerra de los Balcanes. La tengo guardada, no me la compré como ningún tipo de souvenir, pero me llamó muchísimo la atención.

-¿Qué no puedo faltar en su maleta? 

ÁLVARO: Una sudadera con capucha. Para dormir como un bebé durante cualquier trayecto. 

JAIME: Muchísimos calzoncillos y muchísimos calcetines. Lo demás me da igual, porque soy de comprarme cosas. Pero nada de reutilizar ropa interior, jamás.