El alucinante avión con forma de 'boomerang', cada vez más cerca

Es un proyecto de Airbus y KLM, y ya existe un modelo a escala haciendo vuelos de prueba

Luis Meyer
 | 
Foto: ©TU Delft

En la Universidad Tecnológica de Delft, de Países Bajos, Roelof Vos y su equipo están trabajando en el "Flying V", una colaboración con Airbus y KLM que no tiene las alas separadas, sino que todo el avión, incluido el fuselaje, es un solo ala en forma de boomerang. Distribuyen todo el peso de los pasajeros, la carga y la estructura dentro de ese ala, lo que significa menos material estructural. 

©TU Delft

Esto significa repensar radicalmente el diseño interior de la cabina: los asientos están escalonados, asegurando que todos los pasajeros puedan mirar hacia adelante, por ejemplo. Pero también posibilita nuevos espacios para diferentes tipos de asientos, como mesas de estilo tren y camas plegables en el espacio más confinado cerca del borde del ala.

©TU Delft

A diferencia de los prototipos eléctricos más futuristas, la ventaja del Flying V es que podría construirse utilizando la tecnología existente y está diseñado para funcionar dentro de los aeropuertos actuales. Realmente no se necesita un gran avance tecnológico para que este avión vuele. El equipo de Vos ya está trabajando en modelos de simulación, para comprender mejor cómo volaría el avión.

©TU Delft

"La cabina del avión sigue el modelo de la cubierta de vuelo del Airbus A220, que es un avión regional. La cubierta de vuelo está diseñada para dos pilotos”, explican los responsables del proyecto. “El piso del área de pilotos es 40 centímetros más alto que el piso de la cabina principal para permitir el almacenamiento de la rueda de morro debajo del asiento del piloto. La alta inclinación de aproximación requiere grandes ventanas para permitir que el piloto vea correctamente la pista durante la aproximación. La cabina del avión ha sido diseñada con cuatro ventanas para dar al piloto una excelente visibilidad hacia el frente y hacia los lados. Todavía hay espacio suficiente para tener un radar meteorológico incluido en el cono de la nariz ".

El objetivo: cero emisiones de CO2

En el Flying-V, originalmente una idea del estudiante de La Universidad Técnica de Berlín, Justus Benad, durante su proyecto de tesis en Airbus Hamburg, el diseño no es tan largo como un Airbus A350, pero tiene la misma envergadura. 

Por eso el avanzado avión puede usar la infraestructura actual en los aeropuertos, como puertas y pistas de aterrizaje. El Flying-V transporta aproximadamente el mismo número de pasajeros,314, en la configuración estándar, y la misma cantidad de carga, 160 m3. 

©TU Delft

El responsable del proyecto en la Universidad de Delft, Dr. Roelof Vos, explica que, además, es más sostenible y eficiente: “El Flying-V es más pequeño que el A350 y tiene menos área de superficie en comparación con la cantidad de volumen disponible. El resultado es menos resistencia aerodinámica". El ingeniero resume: "Eso significa que el Flying-V necesita menos combustible para recorrer la misma distancia”.