ALFA ROMEO GT 1.9 JTD DISTINTIVE

Esencia y diseño constituyen las principales bazas con las que el nuevo Alfa Romeo GT 1.9 JTD desea revolucionar el mercado automovilístico español. Este agradable coupé, bien terminado, se presenta en sociedad con un precio razonable, un habitáculo amplio, un generoso maletero y un motor de lo más competitivo.

Juan Carlos Delgado

El Alfa Romeo GT, un coupé de cinco plazas, nos sorprende por su generosa habitabilidad y su deportividad. Diseñado por el centro Stile de Bertone, su estilo es claramente italiano, deportivo, original, de líneas suaves y con carácter. El frontal es espectacular y llamativo.

Una vez sentados al volante, se aprecia la correcta y cómoda postura que ofrece. Los pedales, el cambio y el salpicadero están bien situados y la información más importante está al alcance del conductor. La instrumentación del cuadro es precisa y completa. Dispone de una pantalla multifunción práctica, con un menú extenso y funcional. El equipo de sonido es de los mejores del mercado, con ocho altavoces. Los materiales empleados son de elevada calidad y los asientos, de cuero, amplios y bastante cómodos.

El maletero dispone de una capacidad de 320 litros, aunque los respaldos abatibles le otorgan más volumen y posibilidades. El motor probado ha sido el 1.9 litros Multijet (16 válvulas y 150 CV). La mejor zona de utilización va de las 2.000 a las 4.500 rpm.

Seguridad y confort
La caja de cambios es manual de seis velocidades. Se muestra directa de recorridos, los desarrollos le sientan muy bien a los motores y permiten poder exprimirlos en todas las velocidades con el mejor resultado. Acelera y se recupera casi como un gasolina de igual potencia y permite medias elevadísimas. Las suspensiones son bastante duras, pero se ha logrado un buen equilibrio entre seguridad y confort, lo que le convierte en un coche ideal. La flexibilidad de la carrocería se adapta bien a todos los terrenos. La dirección es precisa y directa de reacciones.

Los frenos son potentes y el chasis ofrece un buen aplomo, permitiendo un paso por curva seguro y elevado si el conductor lo desea. El GT 1.9 JTD es de esos vehículos que dan la sensación de que todo se hace de forma sencilla y transmite mucha seguridad. En carretera es muy manejable, deportivo y eficaz en todo momento y situación. Para los amantes de las sensaciones puras, es una lástima que el control de estabilidad no se pueda desconectar, aunque se garantiza la seguridad.

En ciudad, a pesar de ser práctico, no resulta un modelo especialmente manejable; en las calles más estrechas demuestra que la maniobrabilidad y el ángulo de giro no son su fuerte. La velocidad máxima es elevadísima y la logra con relativa facilidad. Los consumos, en general, están en la línea de la competencia y el motor diésel, salvo que lo apuremos mucho, ofrece unas cifras muy correctas.

A DESTACAR:
Diseño.

NOS GUSTA:
Comportamiento.

A MEJORAR:
Rueda de repuesto.