Alergias y problemas de salud más comunes durante los viajes

Las causas más comunes para solicitar servicios médicos en viajes son fiebres y malestar general (21%), infecciones de todo tipo –sobre todo gastroenteritis (20%)–, dolor en alguna parte del cuerpo (15%), caídas (9,5%), accidentes (8,5%), contusiones (2,4%) y cortes (1,4%), así como reacciones alérgicas al polen, a las picaduras de los insectos o a ciertos alimentos (5,5%).

Virginia Nieto-Sandoval
 | 
Foto: Ximena Maier

1 ¿Se pueden agravar los síntomas de alergia en los viajes?

Sí, porque hay una mayor exposición a los factores de riesgo, como los pólenes, los insectos y las comidas, sobre las que es más difícil tener control cuando se está fuera de casa.

2. Soy alérgico al polen. ¿Qué hago para no sufrir una crisis mientras estoy de viaje?

Evite viajar a zonas que estén en plena polinización. Para informarse del nivel de polinización del destino, consulte, entre otros, el portal de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el calendario genérico mundial de polinización o la web www.polenes.com. Si viaja en época de polinización, absténgase de realizar actividades en la naturaleza, alojarse en campings y tumbarse sobre la hierba.

3. Soy alérgico a las picaduras de abejas y avispas. ¿Cómo puedo evitarlas?

Evite vestir colores brillantes, aplicarse perfumes y aerosoles en el pelo, ya que los insectos se sienten atraídos por ellos. En la piscina, evite la zona de las duchas, donde suele haber avispas, y si toma bebidas azucaradas, no beba si vuelan alrededor. Sacuda la ropa antes de ponérsela, puede haber avispas en los pliegues.

4. Soy alérgico a ciertos alimentos. ¿Qué hago si tengo que tomar un vuelo largo?

Lleve su propia comida o avise con antelación a la aerolínea para que le sirvan una comida adaptada a sus necesidades. Si su alergia es severa, informe a los compañeros de viaje o de asiento sobre su problema e indíqueles dónde están las medicinas.

5. ¿Y una vez en el destino?

Observe los alimentos de los restaurantes, bares y tiendas, y, en caso de duda, pregunte a los camareros y cocineros. Si compra productos enlatados o empaquetados, coteje los ingredientes.

6. ¿Qué problemas de salud pueden surgir en un país tropical?

Ocho de cada diez personas necesitan asistencia sanitaria, sobre todo por algún tipo de infección, como los problemas gastrointestinales.

7. ¿Y en un crucero?

Las incidencias más comunes son mareos, quemaduras en cubierta, problemas digestivos, trastornos por los cambios de temperatura y caídas. Antes de embarcar, tenga en cuenta que la atención médica a bordo no es gratuita.

8. ¿Y cuando se realizan actividades en la naturaleza?

Sobre todo accidentes, desde caídas, cortes y rozaduras hasta problemas más graves que exigen rescate, ambulancia, hospitalización e incluso repatriación.

9. Viajo a EE UU y temo ponerme enfermo porque no hay Seguridad Social.

Al no existir sanidad pública gratuita en Estados Unidos, las consultas médicas de urgencia son muy costosas, y el gasto aumenta si se necesita un internamiento hospitalario u otro tipo de intervención, y, sobre todo, si precisa una repatriación. Es importante que lleve un seguro de viaje con amplias coberturas médicas.

10. ¿Cómo ayudan los seguros ante problemas de salud en los viajes?

Los seguros de viajes cubren asistencia sanitaria por equipos médicos de emergencia y especialistas, exámenes médicos complementarios, hospitalizaciones, tratamientos e intervenciones quirúrgicas, suministro de medicamentos y reintegro de su costo. Además, cubren traslados del enfermo hasta el hospital y el lugar de residencia, ambulancias y repatriaciones. Los alérgicos recibirán atención médica de urgencia hasta que se estabilice su situación y, si se quedan sin su medicación por pérdida o robo, y no pudiera conseguirla en el destino, se la enviarán a la mayor brevedad posible. También hay seguros específicos para cruceros y actividades en la naturaleza.

Y además...

• Consulte el plan de viaje con su alergólogo y lleve los medicamentos prescritos, los preventivos y los de rescate. Si viaja en avión, guarde las medicinas en su equipaje de mano.

• Según la Sociedad Española de Inmunología Clínica (SEIAC), entre un 30 y un 40% de la población mundial padece algún tipo de alergia. Las alergias a los alimentos afectan en nuestro país a dos millones de personas.

• Si no domina idiomas, solicite en la web de selectwisely una cartilla de las que informan, de manera sencilla, en el idioma del destino y con la ayuda de dibujos, sobre los alimentos a los que es alérgico. Debe mostrarla en restaurantes y tiendas para que le ayuden a seleccionar la comida.