Alejandro Amenábar: "Mi sueño es plantar una cámara en la Antártida"

Entrevistamos al director con motivo del estreno de 'La Fortuna', su primera miniserie, el 30 de septiembre en Movistar+

Luis Meyer
 | 
Foto: Luis Meyer

Desde que asombrara al mundo con 'Tesis', su desarmante debut, hace ya casi tres décadas, Alejandro Amenábar (Santiago de Chile, 1972) ha tocado casi todos los palos imaginables en un director de cine, un carácter desprejuiciado solo inamovible en un aspecto: hacer buen cine. 

Ahora se atreve con una miniserie, o tal vez deberíamos llamarla película de seis horas, que mezcla el cine naval clásico, la intriga política y unos cuantos géneros más. 'La Fortuna', basada en el cómic ‘El tesoro del Cisne Negro’, gira en torno a la pugna de España y Estados Unidos por el pecio de una fragata española del siglo XVIII que hacía la ruta desde América (con su correspondiente tesoro). Su suntuosa producción incluye actores nacionales y extranjeros, y localizaciones que han ido desde A Coruña a Washington pasando por Euskadi, Zaragoza, Cádiz, Baleares y Toronto. 

Saltaste a la fama ya con tu primera película, 'Tesis', hoy considerada un clásico del terror  contemporáneo. ¿Volveremos a ver al Amenábar oscuro que tanto nos cautivó también con 'Abre los ojos', 'Los otros', 'Regresión'… 

Yo creo que mi carrera ya ha dado suficientes giros como para saber qué es lo que voy a hace a continuación. Sí que noto que normalmente me oxigeno de un proyecto a otro, normalmente no se parece al inmediatamente anterior. El terror, o como dices el lado oscuro, no lo tengo desechado para nada, porque es un género que me gusta mucho y con el que he crecido. Dicho esto, es difícil encontrar buenas películas de miedo y suspense, y más aún que a uno se le ocurran. Pero si me aparece una buena idea por el camino, por supuesto que me lanzaré. 

Cedida por Movistar +

Los 'flashbacks' de la ‘La Fortuna’ nos devuelven al cine clásico de aventuras. Especialmente la espectacular batalla naval, que está rodada en el puerto de Pasaia, en Guipúzcoa…

Sí, trajimos dos barcos, uno de Rusia y otro de Francia, e intentamos que el rodaje fuera en su mayor parte físico, es decir, no confiar demasiado en los efectos digitales, porque para mí lo digital solo se debe usar en lo que sea mínimamente imprescindible. 

¿Te inspiraste en alguna película?

Si uno tiene que buscar una referencia, 'Master and Commander' es la mejor película naval no ya de los últimos años, posiblemente de la historia. Es inevitable verla y, aparte de disfrutarla, que te influya como director. Lo que yo quería evitar, en una escena que no dura mucho en la serie, pero sí tiene mucha importancia en la trama, era caer en la naftalina, que la gente pensara que está viendo algo irreal.

Cedida por Movistar +

Supongo que eso exigió mucha documentación previa. 

Sí, para saber cómo eran los protocolos de viajes navales de la época, etc. Quería que se viera como algo muy realista, que el público viera completamente verosímil que esa batalla pudiera estar ocurriendo en este momento en las costas de Pasaia. 

Habéis rodado en muchos sitios. Voy a decirte unos cuantos al azar, para que cuentes con qué te quedas de cada uno de ellos.  

Adelante

Cádiz.

Para mí siempre es como estar en casa, porque es el sitio donde más me gusta veranear.

Cedida por Movistar +

Formentera. 

Rodamos en 2020, en plena pandemia, los últimos planos de la serie. Verlo todo cerrado a finales de verano, la verdad es que fue muy impresionante. Era una suerte estar allí en esa época con la isla medio vacía, pero al mismo tiempo era triste. 

Ferrol.

Me impresionó, pero justo por todo lo contrario. Todo estaba abierto, también era verano, recuerdo un mesonero en una terraza que nos dijo que apenas notaban que estaban en pandemia. Nos trataron de maravilla. 

Zaragoza.

Podría decir muchas cosas, pero voy a resumirlo en una: siempre que voy, como maravillosamente. 

Cedida por Movistar +

¿En qué lugar que no hayas estado te gustaría rodar en el futuro?

Hay uno en el que siempre sueño que rodaré algún día,  pero creo que si llegara allí me volvería inmediatamente a casa: la Antártida. Me encantaría plantar una cámara allí. 

Y como viajero, no como director, ¿un lugar en el que hayas estado que te haya impresionado especialmente?

Yo, para los viajes de ocio, no de trabajo, reconozco que soy bastante sota, caballo y rey. Me gusta estar tirado en una playa. Ya sé que suena muy tópico, pero es así. 

¿Alguna playa en especial?

Recuerdo los Roques, en Venezuela, como un sitio especialmente paradisíaco, porque el archipiélago es un Parque Nacional donde no han dejado construir y se mantienen las pequeñas casitas de pescadores.

Una playa de Los Roques, en Venezuela | Carolina Carvajal / ISTOCK

¿Y una ciudad?

Una que me encanta, salvando las obvias como Venecia o París, es San Francisco. Me pareció una ciudad bellísima. 

Cedida por Movistar +

Antes has dicho que la provincia de Cádiz es como tu segunda casa. ¿Qué sitio nos recomiendas?

Zahara de los Atunes, pero prefiero no recomendarlo mucho porque está muy bien como está. 

Bueno, por desgracia ya se llena bastante… 

Sí, pero por favor, que no se llene más, así que no lo digas muy alto (ríe).