Air Yacht, el yate volador con el que navegar por el mar y surcar los cielos

Este proyecto de aeronave utiliza energías renovables y no emite CO2 a la atmósfera

Beatriz Pérez
 | 
Foto: Lazzarini design studio

¿Te imaginas navegar por el mar y surcar los cielos en un mismo medio de trasporte? Esta es la idea que persigue el estudio de diseño Lazzarini con su futurista híbrido entre barco y dirigible bautizado como Air Yacht.

Air Yacht | Lazzarini design studio

Este innovador proyecto consta de un catamarán de enormes dimensiones que tiene acoplados dos dirigibles de 150 metros de longitud. Estos se unen a la cubierta mediante ocho puentes fabricados en carbono de 10 metros de ancho y 80 metros de largo. En esa cubierta central es donde se encuentra la cabina principal, que también contará con un comedor, un salón y unas vistas de 360.

Camarote principal | Lazzarini design studio

Por su parte, los dos dirigibles cuentan con cinco camarotes de lujo, cada uno con su baño. De modo que, en total, el Air Yacht puede alojar a 22 personas. Además, desde los dirigibles también se podrán contemplar las vistas gracias a los ventanales ubicados a los lados.

Air Yacht | Lazzarini design studio

Apartamentos por 9 millones de euros en un superyate que surca el mundo

Pero eso no es todo. Este prototipo contempla la posibilidad de colocar en la cubierta un helipuerto y una piscina de 8 metros de largo.

¿Pero cómo se hace realidad una tecnología que permie volar y navegar? Las aeronaves del Air Yacht pueden volar a 111 kilómetros por hora durante más de 48 horas sin tener que parar a repostar gracias a un panel de celdas con 400.000 metros cúbicos de helio comprimido y ocho rotores eléctricos alimentados por baterías ultraligeras y paneles solares.

Cubierta | Lazzarini design studio

Por otro lado, en cuanto al modo acuático, los motores del Air Yacht son capaces de rotar para ir hacia abajo y así aterrizar en el agua. En este medio es capaz de navegar a una velocidad de 5 nudos, es decir, 9 kilómetros por hora, de manera que no podrá hacer largos trayectos, sino acercarse a un puerto y atracar en él. Además, los puentes que unen la cubierta central con los zepelines cuentan con una estructura que se inflará cuando la aeronave esté en el agua para ser utilizada como base en la navegación.

Estancia principal | Lazzarini design studio

Así, esta innovadora y arriesgada aeronave será respetuosa con el medioambiente ya que es capaz de moverse sin emitir CO2 a la atmósfera.

Pero obviamente el lujo y la tecnología más puntera tienen un precio bastante elevado. Este yate volador es tan solo un prototipo por ahora, pero si se llegase a construir su precio sería de nada más y nada menos que 500 millones de euros.