Air France apuesta por los teléfonos inteligentes e Internet móvil

El 99 por ciento de los pasajeros de Air France KLM utiliza un móvil que lleva consigo 24 horas al día, según un estudio de la propia aerolínea, que apuesta por Internet móvil y los teléfonos inteligentes para comunicarse con sus clientes cuando está a punto de cumplirse el primer año del lanzamiento de Air France Connect.

Luis Uribarri

Mil millones de potenciales clientes del grupo Air France KLM tienen acceso a Internet móvil, según los propios estudios de la compañía, que esperan que dentro de muy poco, en el 2016, la cifra se eleve a 5.000 millones. Dos terceras partes de los viajeros frecuentes de Air France utilizan su teléfono móvil para navegar por Internet y de aquí a cinco años los estudios de la compañía prevén que se triplique el número de clientes potenciales que utiliza Internet móvil, de ahí que la aerolínea esté poniendo cada vez más énfasis en sus servicios móviles y tenga previsto ampliar de manera progresiva las funciones que actualmente ofrecen la página web de Air France disponible para teléfonos inteligentes y el servicio Air France Connect, que el próximo mes cumplirá el primer año de su lanzamiento.

Air France Connect es un servicio exclusivo de Air France KLM que no requiere inscripción ni abono y que informa de eventuales cambios o incidencias durante el viaje. Basta con facilitar el número de móvil o la dirección de correo electrónico. Con esos datos, la aerolínea puede informar desde 14 días antes de la salida de una eventual cancelación del vuelo y proponer una alternativa, otro vuelo o distinto horario. Durante las tres horas que preceden al embarque también informa si hay retrasos o cambios de la puerta de embarque. Después del vuelo, informa de posibles incidencias en la entrega del equipaje. El servicio es gratuito y está disponible en ocho idiomas, entre ellos el español. Opera todos los días, 24 horas, dirigido desde el centro operacional de llamadas a clientes (ROC, en sus siglas en francés), donde trabajan 70 personas. Cada viajero puede aportar sus datos a través de un centro de llamadas o del apartado Gestionar sus reservas en la web de Air France. Además de este servicio, la aerolínea ha puesto a disposición de sus clientes con teléfonos móviles equipados con una conexión a Internet varias aplicaciones gratuitas -para iPhone, Android y Blackberry- que permiten efectuar una reserva, comprar un billete, elegir asiento y recibir y guardar la tarjeta de embarque.