5 trucos para viajar sin conocer el idioma local. ¿Preparado para la aventura?

Un traductor de voz de bolsillo, un libro de gestos y unas pocas herramientas más te ayudarán a estar listo para enfrentarte a un idioma extranjero

María Escribano
 | 
Foto: Michal Adamczyk

El viaje a un país del que no se conoce el idioma es un reto al que se enfrentan muchos viajeros valientes. Para ellos, y para los no tanto, van estas herramientas que pueden facilitar la comunicación:

1. Comunicación no verbal

La comunicación no verbal es una gran herramienta viajera.  | praetorianphoto / ISTOCK

Decía Flora Davis, maestra de la comunicación no verbal, que incluso sin sonido puede diferenciarse fácilmente por los gestos en qué lengua se está expresando alguien. Leerse su famoso libro, La comunicación no verbal, puede ser un punto de partida para comprender el fascinante mundo de los gestos. Hay incluso libros específicos para viajeros, como el de Jonathan Meader The wordless travel book. Este está lleno de iconos de comida, animales, alojamiento, ropa, transporte, símbolos internacionales… que se pueden mostrar al interlocutor para hacerse entender.

2. Traductor de voz

Traductor M3 de Vasco Electronics. | Michal Adamczyk

Explicarle a un camarero qué quieres de comer o pedir unas tiritas en una farmacia son situaciones que pueden poner en un aprieto al viajero que visita un país del que no conoce el idioma. Contar con un traductor de voz con internet gratuito e ilimitado en 200 países y capaz de traducir más de 70 idiomas, como el M3 de Vasco Electronics puede ser la salvación.

El origen de este aparato de bolsillo tiene similitudes con este supuesto turístico, ya que fue un paramédico de origen polaco, Maciej Góralski, quien vio la necesidad de contar con un dispositivo que le ayudara a comprender y ayudar a pacientes que hablaban un idioma distinto al suyo. Con este origen tan legítimo, este traductor se desarrolló para cubrir el 90% de las lenguas habladas por la mayor parte del planeta y hoy es una gran herramienta turística.

Traductor Vasco M3.  | Vasco Electronics

Utilizarlo es bastante intuitivo, ya que tras encenderlo te ofrece la posibilidad de elegir el idioma de origen y el idioma al que quieres que se traduzca tu frase. Apretando un botón, dices la frase que necesites, por ejemplo: "¿Dónde está la estación de autobuses?", y el aparato la registra y la traduce con sonido en el idioma marcado. Además, el traductor, que recibió el prestigioso premio de diseño Red Dot en 2021, tiene otras funcionalidades, como traductor de llamadas telefónicas o conferencias o el tan útil traductor de fotos (es decir, puede tirar una foto de un letrero o imagen que contenga letras en un idioma extranjero y el traductor te la traduce).

3. Mapa de papel y aplicación de mapas

Mapas de papel, otro aliado por si el móvil falla.  | wundervisuals / ISTOCK

Son tiempos electrónicos, pero a veces se viaja a destinos donde no hay cobertura o puede que nuestro móvil se quede sin batería. Un mapa plegable del destino que visitemos ocupará y pesará poco en nuestros bolsillos y servirá para situarnos cuando lo necesitemos. También es muy útil tener descargada alguna aplicación de mapas que pueda funcionar offline. 

4. Tarjeta del hotel

Pedir una tarjeta con la dirección del hotel no está de más.  | South_agency / ISTOCK

A veces, una de las cosas más difíciles de memorizar es una dirección concreta, por ejemplo, en la que se encuentra el apartamento que has reservado o tu hotel. Aunque no se cuente con ello, es fácil quedarse sin batería en el móvil y contar con una tarjeta física con los datos del hotel o del apartamento por escrito puede sacarte del apuro. Solo tendrás que enseñársela al taxista o a un transeúnte para que te devuelva a tu lugar de origen.

5. Practicar con un experimento previo

Hacer un experimento propio en tu ciudad te dará experiencia.  | AJ_Watt / ISTOCK

Seguir los consejos de gente viajera es sabio. Y si encima han viajado solas casi que valen doble. Una de esas personas de espíritu aventurero es Elena García Donoso, a la que entrevistamos en VIAJAR. Uno de sus útiles consejos para viajar sin miedo es hacer un experimento en tu propia ciudad: "Que busquen un itinerario en su ciudad y prueben a hacerlo solo con dos recursos: un mapa en papel y preguntando a la gente. ¡Prohibido usar el móvil! Las personas son la mejor ayuda que vas a tener viajando. Les propondría que se organizaran sus propios retos como hablar al menos con una persona desconocida que esté tomando algo sola en un bar. Comer solo en algún sitio solo y entablar conversación con el camarero para pedirle recomendaciones". Este entrenamiento servirá al viajero de cara a salir al extranjero.