5 razones para visitar Tampere

Abriendo la región de los Mil Lagos, la ciudad de Tampere es un lugar lleno de sorpresas.

VIAJAR
 | 
Foto: Laura Vanzo, Planisferio Comunicación

Finlandia sigue siendo un territorio por descubrir. Al sur del país, en la región de Pirkanmaa, se pinta en el mapa un pequeño municipio con un nombre finés más o menos pronunciable. Tampere se abre a la impresionante región de los Mil Lagos y donde se vislumbra la fuerza de los rápidos de Tammerkoski. Se trata de una de las ciudades más importantes de Finlandia, con más de 200.000 habitantes, una demografía bastante elevada dentro de la media del país. Algo bastante coherente para una localidad con fama de ser “la más adorable” de toda Finlandia.

La historia de Tampere sorprende y encandila a partes iguales. Fue la cuna de la industrialización finlandesa. Siempre a la cabeza, la primera luz eléctrica del país se encendió en una de sus fábricas y, años más tarde, se instalaba en sus calles una de las compañías que revolucionó las telecomunicaciones: Nokia abrió sus puertas en Tampere. Además, posee uno de los pocos museos del mundo dedicado a Lenin. Hasta  el ocio familiar se sale fuera de lo común con un parque de atracciones que incluye, entre otros atractivos, un delfinario y un restaurante giratorio en lo alto de una torre. En esta coqueta ciudad, lo inesperado se agazapa por todas partes, impaciente por dejarse ver ante los atónitos ojos del viajero. Estos son sólo algunos de los motivos por los que Tampere se convierte en un destino obligatorio:

1. Es la capital mundial de la sauna.

Planisferio comunicación

Tampere rompe el récord de saunas finlandesas con 22 saunas públicas, entre las que se encuentra la más antigua en uso del país. Su nombre es Rajaportti y está en funcionamiento desde 1906. Llevándolo al extremo, hay quienes se atreven a sumergirse en una terapia frío-calor, en las legendarias saunas de Rauhaniemi o Kaupinoja, pudiendo combinar un chapuzón en agua helada con los casi 90 grados del interior de la sauna. Además, esta primavera se inaugurarán dos saunas urbanas más: Laukontori y Tullin. 

2. Está para chuparse los dedos

Laura Vanzo, Planisferio Comunicación

La cultura gastronómica de Tampere es versátil y extensamente apreciada. Una de las mejores formas de conocer la ciudad es a través de sus restaurantes, cafés y cervecerías. Los paladares más atrevidos harán sus delicias en Market Hall Kauppahalli, donde se ofrece una de las mejores mustamakkara, una típica salchicha negra servida con mermelada de arándano rojo. Para los golosos, nada mejor que la torre Pyynikki, reconocida por vender los mejores donuts de Finlandia, hechos con una receta secreta. El restaurante Näsinneula incorpora a su menú platos locales hechos con ingredientes locales, aunque no es apto para personas con vértigo, pues se trata de un restaurante giratorio situado en lo alto de una torre a 124 metros del suelo.

3. Es un paraíso natural

KRISTA KELTANEN

Al igual que el resto de Finlandia, los bajos niveles de contaminación y el respeto absoluto hacia el medio ambiente, convierte a Tampere en una joya natural. La ciudad, no es un simple núcleo urbano al uso, sino que se encuentra a orillas de un lago y frondosos bosques la atraviesan. Se encuentra en una posición perfecta para respirar aire puro o practicar deporte, ya que está rodeada de unos 200 lagos, de la cresta de grava más alta del mundo,los parques nacionales de Seitseminen y Helvetinjärvi. A todo esto se añade, la nueva reserva protegida de Kintulammi, con 15 kilómetros de senderos naturales, paseos marítimos y zonas para fogatas.

4. El Museo Mumin: único en el mundo

Laura Vanzo, Planisferio Comunicación

Estos adorables hipopótamos blancos, obra de la escritora y artista Tove Jansson, son uno de los iconos más reconocidos del país. En 2017, se abrió un museo en su honor que relata, entre otras cosas, la evolución de las figuras desde los años 30. Además, desde Tampere buscan al mayor fan de los Mumins: a través de Instagram se promueve un sorteo en el que la persona que demuestre más amor por estos divertidos personajes, ganará un viaje a la ciudad.

5. Diversión y ocio para todos los gustos

Laura Vanzo, Planisferio Comunicación

El centro de Tampere se ha convertido en un núcleo indispensable para los amantes de la moda. Sus calles acogen todo tipo de boutiques, mercadillos y tiendas con una amplia representación de las grandes marcas del diseño finlandés. Los ‘gamers’ encuentran su meca en el Finnish Museum of Games, con más de 100 juegos en exhibición de los cuales 60 pueden probarse en sus entornos auténticos. Además, una entrada única permite visitar también el museo de muñecas, el museo postal o el Hockey Hall of Fame. La música también está muy presente en la vida de Tampere, pues acoge múltiples festivales, entre los que destacan el Blockfest, el Monsters of Pop y el Sauna Open Air Metal Festival.

// Outbrain