5 pasos que dar antes de comenzar el Camino de Santiago en bicicleta

El Camino de Santiago es uno de los viajes soñados y deseados por muchos pero, como todo viaje, necesita una planificación previa para evitar imprevistos.

VIAJAR
 | 
Foto: Correos

Miles de personas, y subiendo, hacen cada año el Camino de Santiago en alguna de sus variantes y cada vez son más los que se animan a coger su bicicleta y lanzarse al camino cual peregrino. Si tú eres uno de ellos, no te pierdas estos consejos antes de llenar tus alforjas:

Qué camino tomar

No hay un sólo Camino de Santiago sino que son 22 las rutas posibles que te llevarán a ti y a tu bicicleta por los "caminos del Señor". Por eso, antes de salir de casa debes tener claro dónde quieres ir. 

El  Camino Francés es el más conocido y el que casi todo mundo recorre la primera vez. Declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1993, parte de la localidad francesa de Saint Jean Pied de Port.

Otra de las rutas más comunes, aunque más corta que la anterior, es el Camino Primitivo que tiene su inicio en Oviedo. Éste es el camino que tomó Alfonso II en el siglo IX cuando realizó la peregrinación a Santiago de Compostela antes de levantar un  templo en honor a Santiago el Mayor en el lugar donde se habían encontrado las reliquias atribuidas al apóstol.

Muy de moda últimamente está el Camino de Santiago norte, o de la costa, que parte de Irún y fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2015.

Desde el sur, el Camino de Santiago de la Plata parte de Sevilla pero llega hasta Astorga, donde se fusiona con el Camino Francés.

En qué época hacerlo

Dependiendo del Camino que se vaya a realizar y la época, la climatología varía. Lo normal es hacer el Camino de Santiago en verano pero tiene el inconveniente de que cada año son más los peregrinos que fluyen por sus rutas por lo que puedes encontrarte con los caminos atestados de gente, situación poco cómoda cuando se hace en bicicleta. Por eso recomendamos hacerlo en otoño y primavera ya que el número de gente es menor y el clima suele ser más benigno que en invierno, la época más dura en la que incluso algunos albergues cierran sus puertas.

Cuánto tiempo voy a viajar

Antes de viajar hay que pensar cuántas etapas se quieren recorrer y desde dónde vamos a partir. Hay que tener en cuenta que, si se quiere la Compostela, hay que recorrer un mínimo de 200 kilómetros en bicicleta. Lo normal es recorrer unos 100 kilómetros por etapa por lo que en un par de días se conseguiría tan deseado documento que expiden en la Catedral de Santiago.

Una vez decididos los kilómetros a recorrer, podemos decidir el peso con el que vamos a hacer el Camino de Santiago. No muchos saben que no es necesario llevar el equipaje siempre con nosotros y que se puede enviar de un albergue a otro con total comodidad. Si no se quiere cargar con las alforjas de la bici repletas o se quiere llevar más cosas, Correos cuenta con Paq Mochila, un servicio de transporte de equipajes garantizado etapa a etapa que se contrata con una llamada o un correo electrónico.

Tipos de alojamientos

A lo largo de cualquiera de las rutas del Camino de Santiago hay numerosos alojamientos para peregrinos. Todos suelen aceptar las bicicletas sin problemas:

- Albergues públicos: tienen un precio cerrado de 6 euros y las habitaciones y baños son comunes. No aceptan reservas sino que acogen a los peregrinos por estricto orden de llegada lo que puede llegar a suponer un problema en las épocas de más afluencias de gente ya que se llenan antes de las 12 de la mañana.

- Albergues privados: suelen tener un precio medio de 12 euros y las habitaciones y baños también son comunes aunque algunos tienen habitaciones privadas por un precio más elevado. La principal ventaja es que aceptan reservas.

-Hoteles: no son muy numerosos y aceptan reserva. Tienen todas las comodidades de un hotel: habitación y baño privado, desayuno...

Correos

Enviar la bici

Cuando ya lo tenemos todo podemos optar por el nuevo servicio de Correos Paq Bicicleta que permite enviar tu bici antes y después del Camino. Con caja y seguro incluidos, este servicio permite por un precio módico despreocuparte de tu bicicleta en los trayectos en los que no la necesitas. Así, puedes enviarla hasta 15 días antes  a la oficina de Correos de la localidad desde donde vas a comenzar el Camino de Santiago. Ellos te la guardarán gratuitamente todo este tiempo (a partir del día 16, el coste será de 3 euros por día). Y al acabar tu Camino puedes volver a enviar tu bicicleta a casa desde la oficina postal que Correos tiene a dos minutos de la Catedral de Santiago, donde finaliza al Camino, y así disfrutar de la ciudad sin preocupaciones.