5 hoteles de cristal donde contemplar el mundo

Ver amanecer o contemplar las estrellas tumbado desde la cama. ¿Quién no querría hacerlo?

Sara Acosta Díaz
 | 
Foto: Attrap’reves Hotel

Si eres de los que busca un alojamiento diferente, lejos del típico hotel con paredes opacas y ventanas que apenas se pueden abrir, estas propuestas son para ti. Sin paredes ni techos que impidan pasar la luz, todo de cristal, todo transparente, sin nada que ocultar y con el mundo a los pies. Burbujas, iglús, cápsulas, bajo el mar o colgados a más de 2.000 metros de altura, estos alojamientos tienen en común que son completamente transparentes.

Aunque pueda parecer mentira, en ellos la privacidad está asegurada, ya que cada una de las "habitaciones" está a una distancia prudencial lo suficientemente amplia como para no sentirse observado por nadie que no sea los habitantes naturales del lugar en el que se ubica. Porque la idea es aislar el cuerpo, pero también la mente y así poder disfrutar sin complejos ni cortapisas del entorno que los rodea.

La mejor característica de estos hoteles transparentes es su ubicación. En ellos se puede observar el entorno sin salir siquiera de la cama. Algunos se encuentran en mitad de la Laponia y ofrecen disfrutar de las impresionantes auroras boreales de Finlandia sin la necesidad de estar esperando en la intemperie a una temperatura bajo cero; otros contemplar el bello cielo estrellado durante las noches despejadas pero es que también hay alguno en el que se puede ver los bellísimos peces de colores de los mundos coralinos sin tener que mojarte ni siquiera el dedo gordo del pie. Por no hablar de ese que se encuentra literalmente colgado en medio de una inmensa pared rocosa a 400 metros de altura sobre el Valle Sagrado de Perú. Cada cual más impresionante.

Ahora os proponemos cinco de estos hoteles de cristal en los que contemplar el mundo no sólo está permitido sino que es una obligación. Sólo esperamos que disfrutéis la experiencia.