5 deportes diferentes para practicar en invierno

Desde barrer el hielo hasta descenso en piragua, conoce algunos de los deportes invernales más curiosos del mundo.

Adrián Lorenzo
 | 
Foto: Dmytro Aksonov/iStock

Existen destinos donde los deportes de masas como el futbol, baloncesto, rugby o atletismo han sido reemplazados y combinados por otros no tan conocidos. Es en invierno, con el escaparate los Europeos, Mundiales o Juegos Olímpicos, cuando estas disciplinas cobran un mayor protagonismo y avivan la curiosidad por explorar lo desconocido, lo salvaje y lo más extraño. Y es más allá de los tradicionales esquí y snowboard, existen -durante los meses más gélidos del año- innumerables alternativas pensadas para aquellas personas que necesitan su dosis de adrenalina para romper con la monotonía.

Sasha_Suzi/istock

Curling

Ni bolos resbaladizos, ni petanca sobre hielo. La disciplina que desde hace una década forma parte del listado de deportes olímpicos de invierno se llama curling. Este deporte de precisión surgido en el siglo XIX en Escocia, enfrenta a dos equipos de cuatro personas. Una lanza piedras de granito de 20 kg sobre una pista de hielo con el objetivo de acercarse lo máximo posible a la diana, mientras los otros tres, con una especie de cepillo en la mano, pulen y tratan el hielo para intentar cambiar la dirección y la velocidad de la piedra. A pesar de ser una disciplina muy poco conocida, en España existen clubes en Cataluña, País Vasco, León, Madrid y Jaca, con al menos 100 licencias en total.

BrendanHunter/iStock

Bobsleigh

Para los amantes de los deportes de descenso, probablemente el Bobsleigh sea uno de los más interesantes por la dinámica y la velocidad. Los últimos avances tecnológicos en materia de aerodinámica, el cuidado diseño de sus trineos (acero y fibra de vidrio), y sus estrechas y tortuosas pistas, provocan que sus participantes alcancen los 100km/h de media. Existen tres modalidades de bobsleigh: de 2, de 4, o de 6 personas. 

International Bobsleigh and Skeleton Federation

Skeleton

El skeleton, deporte olímpico de invierno individual, afloró a finales del siglo XIX en Suiza, cuando un soldado inglés llamado Child utilizó un trineo de metal cuya forma era muy similar a la de un esqueleto humano; es por eso por lo que actualmente se le conoce bajo ese nombre. Sus pilotos alcanzan una velocidad de 130km/h y deben ser especialmente meticulosos con los giros dentro de la pista, ya que una mala decisión podrías costarles la vida.

simonkr/iStock

Biatlón

De la combinación del esquí de fondo y el tiro con carabina nace el biatlón. Se trata de una competición contrarreloj, en la que los participantes realizan un recorrido, de 20 km en el caso de los hombres y 15 km en el caso de las mujeres, alrededor de cuatro estaciones de tiro. Los deportistas pueden elegir tirar de pie o tumbados, sin embargo, deben tener cuidado ya que por cada disparo fallado se penaliza con un minuto al tiempo total.

Wikicommons

Snow kayaking

El snow boating o snow kayaking es un deporte de invierno de descenso. Sus participantes descienden por empinadas laderas llenas de nieve, en contraste con el piragüismo que se practica en aguas bravas. Las carreras se llevan a cabo de una forma muy similar al snowboard. El principal objetivo de ambas es alcanzar la meta en el menor tiempo posible.