5 cámaras viajeras: de bolsillo, y con resultados profesionales

Ya no hace falta que te lleves una aparatosa réflex para traer impresionantes fotos de tus viajes. Te traemos cinco ejemplos

Redacción VIAJAR
 | 
Foto:

Fujifilm X100V

Con la Fuji XT100, la marca japonesa inició una saga de cámaras capaces de aunar la fotografía tradicional con los avances más vanguardistas, todo empaquetado en un diseño clásico que levanta auténticas pasiones. Hace un par de semanas presentaron la quinta generación, que mantiene por fuera su esencia de cámara compacta para llevar siempre encima, pero estrena mucha tecnología en su interior. Mantiene un objetivo fijo con focal de 23 mm (equivalente a 35 en formato completo) y una gran apertura f2, lo que garantiza que es muy luminoso incluso en situaciones en que la luz escasea. Su nuevo visor híbrido permite seleccionar entre óptico (directo) o electrónico (te presenta cómo va a ser la foto antes de disparar). Y su nuevo sensor X-Trans de 26,1 megapíxeles, además de ser capaz de grabar vídeo 4k,  garantiza resultados impresionantes, que perfectamente podrían publicarse en las mejores revistas del mundo. No lo decimos nosotros: muchos fotógrafos profesionales la llevan de cámara de apoyo. 

 

 

Ricoh GR III


El concepto de meter lo máximo en el mínimo espacio, llevado al límite. Ricoh no está entre las marcas más conocidas, pero quienes entienden valoran sus aptitudes como cámara para ‘street-photo’ y viajes. La GR cabe en un bolsillo y su diseño es extremadamente discreto, para no llamar la atención. En esta tercera generación estrena óptica de 18.3 mm con apertura de 2.8, perfecta para retratar paisajes o escenas callejeras. Su estabilizador integrado, además, te permite disparar a bajas velocidades sin necesidad de trípode, o grabar vídeo en alta definición de forma fluida, aunque no tengas el mejor pulso del mundo. 


 

 

Canon EOS M6 

Su sistema Dual Pixel permite un enfoque rápido y preciso para no perderte ningún instante. Su sensor de 24,2 megapíxeles tiene una gran calidad y permite fotografías con mucha definición, y también puedes hacer vídeos que se salgan de lo habitual gracias a sus controles creativos. Por cierto: esta cámara permite cambiar sus objetivos, y Canon cuenta con una amplísima gama. Eso da muchas posibilidades…

 

 

 

Sony RX 1 R

La cámara más pequeña del mercado son sensor de formato completo. ¿Qué ventaja tiene esto? Que al ser un sensor más grande de lo habitual en dispositivos de este tamaño, capta más luz y permite estirar más el ISO en situaciones de poca luz. ¿Y la desventaja? Su precio. Pero si uno piensa en las horas que habrán tenido que emplear los ingenieros de Sony en devanarse los sesos para averiguar cómo meter un sensor tan grande en una camarita tan pequeña, no cabe duda de que la RX 1 R vale lo que cuesta. 

 

 

 

Nikon Coolpix W300

Una cámara viajera, para que lo sea al 100%, debe ser capaz de soportar cualquier tipo de viaje. Y eso debería incluir los que discurren bajo el agua. Y esta es la única cámara de este lote que puedes sumergir a 30 metros sin problema. Y además, saca vídeos 4k. Si Cousteau hubiera tenido una de estas…