20 cuadros famosos que hay que ver antes de morir

Recorremos el mundo en busca de los que son, para nosotros, las obras pictóricas que hay que ver una vez en la vida

Álvaro Martínez Fernández
 | 
Foto: René Magritte

Puede que, para ti, algunas de estas obras sean las mejores de la historia. Otras, te parecerán que no tienen importancia. Pero lo que sí demuestran estas 20 piezas artísticas es que cambiaron para siempre la forma en la que se hacía arte. Algunas son las más visitadas de todo el planeta, y otras será la primera vez que las ves. Pero lo que es importante es que te las anotes porque, por una cosa o por otra, son 20 obras que tienes que ver, al menos, una vez en la vida.

'El jardín de las delicias', El Bosco

Es un tríptico y la obra cumbre, para muchos, de Jheronimus Bosch, más conocido como El Bosco. Está expuesta en el Museo del Prado y está considerada como una de las obras más fascinantes, misteriosas y atrayentes de la historia del arte. Solo hay que fijarse en la cantidad de detalles que puede llegar a tener.

En el tríptico abierto se incluyen tres escenas. La tabla izquierda está dedicada al Paraíso, con la creación de Eva y la Fuente de la Vida, mientras la derecha muestra el Infierno. La tabla central da nombre al conjunto, al representarse en un jardín las delicias o placeres de la vida. | Archivo del Museo del Prado

'El Beso', Gustav Klimt

Es, probablemente, la obra más conocida del pintor austríaco Gustav Klimt. Es una obra que causa pasiones entre los más jóvenes, y más ahora que dar besos es todo un lujo. La encontramos en la Osterreichische Galerie Belvede de Viena y es, sin duda, un pedazo de arte que merece ser admirado.

Es una de las obras más características del autor que causa sensación entre los amantes del arte más jóvenes | Gustav Klimt - Google Art Project

'Los fusilamientos del 3 de mayo', Francisco de Goya

Forma parte de la colección permanente del Museo del Prado y es una de las obras cumbres de Goya, pintor romántico. La intención del autor con este cuadro era plasmar la lucha del pueblo español contra la dominación francesa, al inicio de la guerra de independencia española.

Es una de las obras cumbres de Goya | Francisco de Goya - Museo del Prado

'La persistencia de la memoria', Salvador Dalí

También conocida como ‘Los relojes blandos’ o ‘Los relojes derretidos’. Es una de las obras más representativas del autor y la podemos admirar en el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA), donde llegó en 1934.

Una de las obras más representativas de Salvador Dalí | Salvador Dalí

'Las dos Fridas', Frida Kahlo

No podíamos olvidarnos de nuestra queridísima Frida, que en este cuadro muestra la imagen de la compleja dualidad de su persona: la Frida casada, por un lado, y la Frida soltera por otro que conviven en un mismo espacio y tiempo que converse en un mismo mundo. Para verla con tus propios ojos deberás dirigirte al Museo de Arte Moderno de México… pero merece la pena.

Las dos Fridas, Frida Kahlo | ALEJANDRO ACOSTA / GETTY

'El nacimiento de Venus', Boticcelli

Es una de las obras cumbre del maestro renacentista Sandro Boticelli y del Quattrocento italiano. En su tiempo fue una obra revolucionaria: presentaba un desnudo sin tapujos y trataba temas mitológicos procedentes de la cultura clásica gregorromana. Hoy en día, es una de las obras que merecen una visita. Más de uno ya habréis podido verla en la Galería Uffizi de Florencia, ¿verdad?

Controvertida en su momento y un ejemplo de lo que llamamos arte en la actualidad | Boticelli

'La noche estrellada', Vicent Van Gogh

Es un óleo sobre lienzo del pintor posimpresionista Vincent Van Gogh y lo podemos admirar en la colección permanente del Museo de Arte Moderno de la Ciudad de Nueva York. Es, sin duda, una de las pinturas más reconocidas en la historia de la cultura occidental y un cuadro que, si o si, hay que visitar.

Es uno de los cuadros más populares de todo el mundo y es de visita obligada. | Vicent Van Gogh

'El Grito', Edvard Munch

Hay cuatro versiones de este cuadro, pero la más famosa de todas ellas se encuentra en la Galería Nacional de Noruega. La obra, en cualquiera de sus versiones, es un claro ejemplo del estilo expresionista que muestran a una figura andrógina en primer plano que simboliza la angustia y desesperación del hombre moderno.

¿Quién no ha oído hablar de este cuadro? Sabemos que lo has visto, pero debes ir a visitarlo en persona... | Edvard Munch - Galería Nacional de Noruega

'El estanque de los nenúfares', Monet

El cuadro retrata, literalmente, sus jardines acuáticos de Giverny. Y es que Monet, en su ultima etapa le dedicaría prácticamente todo su tiempo a retratar toda esa naturaleza que le rodeaba. Esta obra, que se puede visitar en el Museo de Orsay es, sin duda, uno de los ejemplos impresionistas más claros del autor.

Monet, en su última etapa, no paró de pintar sus famosos jardines de Giverny | Miguel Hermoso Cuesta - Monet

'Metrópolis', George Grosz

La transformación de las ciudades en grandes metrópolis fue uno de los temas que más apasionaron a los artistas de comienzos del siglo XX y muchos, como George Grosz, no puedo resistirse a plasmar sus rápidos y constantes cambios. El Berlín de Grosz, el del cuadro, lo podemos observar en el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, ¿te lo anotas?

'Guernica', Pablo Picasso

De una magnitud colosal el Guernica es la obra más conocida y aclamada de pintor cubista Pablo Picasso. Está expuesta en el Museo Reina Sofía de Madrid  y está considerada una de las obras más importantes del arte del siglo XX, convirtiéndose en un icono que plasma el sufrimiento que la guerra inflinge a los seres humanos.

Una de las obras cumbres del siglo XX | Pablo Picasso - Museo Reina Sofía

'Amarillo, rojo, azul '- Wassily Kandisnky

¿Eres de arte abstracto? Entonces seguro que conoces a Kandinsky y una de sus obras más conocidas de su época en la Bauhaus. En esta obra el tratamiento del color es especializado, intentando reflejar a través de él la dualidad entre el mundo exterior y el mundo interior. ¿Quieres verla? Está en el  Museo Nacional de Arte Moderno de París.

Wassily Kandisnky

'Autorretrato en un Bugatti verde', Tamara de Lempicka

Es uno de los autorretratos más conocidos de la artista polaca Tamara de Lempicka. Un cuadro que fue encargado por la revista de moda alemana Die Dame para servir como portada para celebrar el día de la independencia de la mujer moderna. Esto le valió a Tamara para ser considerado uno de sus trabajos más conocidos y un ejemplo destacado del retrato Art Déco.

Autorretrato en un Bugatti verde, Tamara de Lempicka | Tamara de Lempicka

'El hombre controlador del universo', Diego Rivera

Es un mural pintado por el autor para el Rockefeller Center y que, posteriormente, fue repintado para el Palacio de Bellas Artes de la ciudad de México tras la destrucción del mural tras ser rechazado por la familia Rockefeller al incluir un retrato del líder comunista Vladimir Lenin.

El hombre controlador del universo, Diego Rivera | Gumr51

'Los amantes', René Magritte

Es una pintura surrealista realizada en París, en 1928, por René Magritte. Es la primera obra de una serie de cuatro variaciones en la que se representa en primer plano el beso de una pareja con los rostros cubiertos por unas telas que ocultan sus identidades. Los amantes los podemos admirar en el MoMA de Nueva York, en la colección de Richard S. Zeisler.

Los amantes, René Magritte | René Magritte

'La Gioconda', Leonardo Da Vinci

Es, sin duda, el cuadro más popular de todo el mundo. La Mona Lisa es una obra pictórica del autor renacentista Leonardo da Vinci que forma parte de la exposición permanente del Museo del Louvre, en París y que ha sugerido millones de tesis en todo el mundo sobre quien es esa misteriosa mujer. La tesis más aceptada acerca de su identidad es que es la esposa de Franceso Bartolomeo Gioccondo y que realmente se llamaba Lisa Gherardini.

La Gioconda, Leonardo Da Vinci | Leonardo Da Vinci

'El carnaval del Arlequín', Joan Miró

Es un claro ejemplo de la época surrealista de Miró en el que se mezcla el sueño, el delirio y los recuerdos de la infancia en una época en la que el autor se estaba muriendo, literalmente, de hambre. El Cuadro está expuesto en la Albright-Knox Art Gallery de Buffalo y es, sin dudarlo, un cuadro que debes visitar.

'Las Meninas', Diego Velázquez

Está considerada la obra maestra del pintor del Siglo de Oro español Diego Velázquez. Esta obra, de la etapa madura del autor y perteneciente al estilo Barroco es una de las obras pictóricas más analizadas y comentadas en el mundo del arte. ¿Dónde puedes verla? Fácil… en nuestro queridísimo museo ‘El Prado’.

Las Meninas, Diego Velázquez | Diego Velázquez - Museo del Prado

'El gran masturbador', Salvador Dalí

Dalí es mucho Dalí… y hay otra obra del autor que merece ser admirada. No es otra que el Gran Masturbador, que se encuentra en el Museo Reina Sofía, y que refleja el malestar del autor que temía llegar a perder la cordura. Es en este cuadro en el que se puede observar una de las grandes obsesiones del autor: el sexo.

'El gran masturbador', Salvador Dalí | Kote Rodrigo / EFE

'Pelea en la galería', Umberto Boccioni

Este cuadro es uno de los primeros ejemplos del arte futurista, representado una pelea de mujeres en la galería comercial de Vittorio Emanuele II de Milán, a la que la gente reacciona de forma histérica. Esta obra, que podemos ver en la Pinacoteca di Brera, en Milán, es uno de esos cuadros que quizás no conocías, pero que deberías.

Pelea en la galería, Umberto Boccioni | Umberto Boccioni

Y MÁS:

15 museos que hay que pisar una vez en la vida

Belleza pétrea: las cinco esculturas que hay ver al menos una vez en la vida