12 rutas entre viñedos en la provincia de Barcelona

Vilafranca del Peñedés, la Capital del Vino catalana, ofrece una docena de sendas para conocer, paseando o en bicicleta, su entorno natural.

Viajar
 | 
Foto: Carles Fortuny

No todo en verano es sol y playa. Alternar los chapuzones con un poco de turismo activo para conocer los atractivos del interior es también una forma de disfrutar de las vacaciones. A golpe de bastón y pedal, los amantes del enoturismo tienen en Villafranca del Peñedés, la Capital del Vino catalana, un escenario perfecto para dar rienda suelta a su pasión vitivinícola y disfrutar de una docena de rutas, rodeados de castillos, ermitas y bosques.

Y es que este municipio de la provincia de Barcelona ha dado un nuevo impulso al enoturismo con La Carretera del Vino, inspiradas en las famosas wine roads de California y Nueva Zelanda, dos referentes mundiales del sector. Construida a lo largo de los años, recorre más de 60 kilómetros con itinerarios delimitadas y aptos para todas las edades.

De hecho, Vilafranca del Peñedés posee la segunda Ruta del Vino más visitada de España, después de la de Jerez, con casi 500.000 turistas. Entre las etapas más destacadas encontramos las Ruta del Parque de Olérdola, con 7,1km; la Ruta del Castell de Penyafort, con 8,3 km; la Ruta a la ermita de Sant Pau, con 4 km; y la Ruta a Els Pujols, con 3,6 km.

1. Ruta del Parque de Olérdola

La Ruta del Vino catalana empieza con un recorrido de 7,1 kilómetros que transcurren por el Camí de la Serreta hasta el conjunto monumental de Olérdola, dónde está un mirador de la llanura del Penedés y Costa del Garraf. El recorrido, de cuatro horas de duración, se puede realizar tanto a pie como en bicicleta.

2. Ruta al Parque dels Talls de Vilobí

Considerada como una de las reservas naturales más exuberantes de la provincia Barcelona, el Parque dels Talls de Vilobí posee una ruta de 7,5 kilómetros que se realizan en 3 horas y 20 minutos y transcurren por cuatro pequeños lagos.

3. Ruta del Castell de Penyafort

El itinerario consta de 8,3 kilómetros que conducen al castillo de Penyafort, situado en los límites del parque del Foix. Antiguamente fue un convento dominico y hoy día es sede del centro de información de este parque. Ubicado en el término municipal de Santa María i els Monjos, permite descubrir en tres horas y media el refugio antiaéreo del Serrat y el parque de la Memoria de la Guerra Civil.

Blai Carda Torne

4. Ruta del Castillo de Sant Martí Sarroca

La cuarta etapa posee 10 kilómetros que se realizan en unas cuatro horas y media. El trayecto pasa por tramos agrícolas y forestales, cruza las rieras de Parcs y de Pontons y el río Foix para llegar al conjunto monumental que forman el Castillo de Sant Martí Sarroca y la iglesia de Santa María, de los siglos IX al XII.

5. Ruta a Santa Maria dels Horts

Muy próxima al núcleo urbano de Vilafranca, la ruta a Santa Maria dels Horts tiene un recorrido circular de 6,2 kilómetros que se realizan en hora y media y conduce a una ermita románica del siglo XII.

6. Ruta a Sant Sebastiá dels Gorgs

Este itinerario posee 13,1 kilómetros que transcurren por campos de viñedos hasta el Monasterio de San Sebastiá dels Gorgs, cuyo origen fue una iglesia del siglo XI. El recorrido se puede hacer en tres horas y media, y pasa cerca de la bodega Mas Comtal y las cavas René Barbier, además de la torre modernista de Cal Bou.

7. Ruta a la ermita de Sant Pau

Apenas cuatro kilómetros, que se recorren en unos 90 minutos, permiten acceder a la Montaña de Sant Pau, coronada por una ermita excavada en la roca con seis siglos de historia. En la cima, un mirador ofrece una bella panorámica de los viñedos y de Vilafranca.

Turismo Vilafranca

8. Ruta de la Torre de les Aigües

La octava etapa es ideal para realizarla en familia ya que posee un itinerario llano de 4,9 kilómetros, que pueden realizarse en una hora y veinte minutos. El camino finaliza en la Torre de les Aigües, una típica torre de la arquitectura industrial de principios del siglo XX y que abastecía de agua a Vilafranca.

9. Ruta de la Font del Cuscó

La Font del Cuscó es una fuente situada en el término municipal de Sant Cugat Sesgarrigues, donde se ubicó un poblado ibérico. Alrededor de este enclave natural, rodeado de viñas y bosques, se ha construido una ruta de 12 kilómetros. El tiempo estimado para realizarla es de unas tres horas.

10. Ruta a la Muntanyeta

Esta ruta posee un trayecto circular de 6,5 kilómetros, entre caminos rurales y otros asfaltos, que conducen  a un área recreativa con una masía. La duración de este paseo es de una hora y cuarenta minutos.

11. Ruta a Els Pujols

Sin ninguna duda lo más destacado de esta ruta de 3,9 kilómetros, que separa los viñedos del Bosque de Els Pujols es la ‘Vinya Pintada’, una original propuesta de Almirall Llusià.  El artista coloreó los palos de los parrales de las cepas formando un llamativo mosaico pictórico.

12. Ruta Verda del Alt Penedès

La última ruta posee un recorrido circular de 9,6 kilómetros que se realizan de forma sencilla, bien a pie o en bicicleta, en dos horas y cuarto. La ruta pasa por Les Cabanyes para continuar hasta Pacs por un camino asfaltado que une los dos municipios y regresa por el camino viejo de Sant Martí Sarroca.