Yoga en el Bosque: Vacaciones Low Cost

Desconecting total. Aquí no llega el ruido de los coches. Ni el tráfico. Tampoco el estrés mañanero. Estamos en el bosque Quinto Real. Tierra navarra. Vecina de las brujas de Zugarramurdi.  A solo 30 minutos de Pamplona nos encontramos con bienestar. Y a eso venimos. A cuidarnos. Y a que nos cuiden. Yoga y meditación low cost para todos. Solaz nos espera.

Yolanda Guirado
 | 
Foto: Skyscanner

ENTRE ALGODONES

Vacaciones para el alma en un caserío navarro del siglo XVII. Aquí nos enseñan el Arte de vivir. El más complejo y entretenido de todos. (Por algo nos lleva una vida entera aprenderlo). Pues a eso venimos. Nos perdemos en pleno bosque de Quinto Real. (Literalmente). Es lo que tienen los lugares con encanto. Que nunca están a la vuelta de la esquina.

Al llegar, nos esperan por delante tres días de meditación, yoga iyengar y alimentación consciente. Todo fluye en esta casa rural llena de encanto. El tiempo se detiene mientras nos cuidan entre algodones.  Unas verdaderas vacaciones. Bienestar y relax a precios low cost para todos. (300€ pagamos por el retiro de tres días.) El fin del mundo a solo 30 minutos de Pamplona. Las comunicaciones también entienden de descanso.

Hecha expresamente para ti.  Por eso sienta tan bien esa infusión ayurveda con jengibre, pimienta y canela. Y la de clavo nos quita el dolor de cabeza que traemos del viaje. La alimentación también es ayurvédica. Porque no todos debemos comer lo mismo. Porque no a todos nos sienta bien lo mismo. Vacaciones a la carta del primer al último detalle.

UNA CASA RURAL ENTREGADA AL BIENESTAR

Tras un desayuno ligero, practicamos yoga iyengar. (Las clases son para todos los niveles. Otro punto para Solaz). Y los profesores que nos las imparten están certificados por la escuela de Iyengar. Voilá. Esta es la antesala para el pranayama, donde nos enseñan a regular nuestra propia respiración. 

Para el almuerzo; kítchari. Un plato que nutre, purifica y equilibra. En India, aseguran que es tan completo para un adulto como la leche materna para los bebés. Eliminamos toxinas y de esta forma los resultados de la práctica llegan antes. Después de la comida, un paseo entre hayas. Con la única compañía de los caballos. Si caminamos despacio, vemos cómo asoman los ciervos. (El truco está en no hacer ruido).

Rápidamente se convierte en uno de nuestros momentos favoritos. El masaje ayurveda. Las manos de Nerea Zubikoa recorren todo nuestro cuerpo. Y entonces llega la calma. Una hora embadurnados en aceites 100% orgánicos es la mejor terapia para desconectar. Y antes de ir a dormir, la práctica de meditación de la noche. El mejor de los somníferos. 

NUESTRA MENTE NECESITA UN KIT KAT

La mente descansa. Por fin. Está en calma. Necesitaba un break. Es lo que tiene el turismo rural entregado al bienestar. En estos días surgen mil dudas. En el equipo de Solaz hay auténticos coach de la meditación. Ellos nos ayudan a estar guapos por dentro y por fuera. Nos asesoran durante y después del retiro. Así cargamos las pilas con conciencia. Seguros de que lo estamos haciendo bien.

Y en esta tierra de brujas, nos rendimos en cuerpo y alma a nuestro bienestar. El yoga, la meditación y la alimentación ayurveda hacen el resto. Es la experiencia navarra. Para la próxima, nos espera Ibiza. Solaz también está en la isla fines de semana y largas estancias. 

Mientras, nos quedamos en este valle aislado. Disfrutando del silencio. De los árboles centenarios. Del bosque. De este lugar recóndito donde no llegan los coches. En el paraíso para desconectar. Una forma de aprovechar bien nuestras vacaciones. O lo que es mejor, prepararnos para ellas. Sea como fuere, esta curación parece cosa de brujas.

https://solazibiza.com/solaz-navarra/