Vías verdes: aventura en bicicleta

En España hay más de cien vías verdes, antiguos trazados de ferrocarril habilitados para ser recorridos a pie o sobre las dos ruedas, que ofrecen una manera diferente y activa de adentrarse en la naturaleza.

Silvia Roba
 | 
Foto: Redacción Viajar

Sabor andaluz

Vía Verde del Aceite (Jaén y Córdoba) 

Construido en 1893, el ferrocarril que guía nuestros pasos perteneció a la línea Linares-Puente Genil, dedicada al transporte de aceite de oliva. La primera estación es la de Torredelcampo, localidad que hay que abandonar por el túnel del Caballico para más adelante cruzar un puente de 104 metros sobre el arroyo de la Piedra del Águila. Hasta nueve viaductos metálicos encontraremos a lo largo de los 55 kilómetros de esta ruta por Jaén, que transita, entre olivos, por Torredonjimeno, Martos y Alcaudete. La prolongación por Córdoba, a través de la Vía Verde de la Subbética, completa un trayecto de 128 kilómetros que pasa por lugares como la laguna del Salobral o Baena.

No te lo pierdas. Una visita a la Cueva de los Murciélagos, en Zuheros, uno de los yacimientos neolíticos más importantes de Andalucía.

Entre bosques de ribera 

Sierra de la Demanda (Burgos) 

Robles centenarios, pinos y lagunas surcan nuestros primeros pasos por esta vía que en sus tiempos utilizaba un tren minero del siglo XIX desde el municipio de Arlanzón. El río del mismo nombre marca un recorrido que, tras pasar por la ermita del Santo Cristo de Pineda de la Sierra, se adentra por un bosque de ribera, con abedules y hayas. Una vez superado el puerto del Manquillo, a 1.400 metros de altitud, la ruta desciende hacia Barbadillo de Herreros. El camino continúa rumbo a Bezares, primero, y hacia el bosque de Las Aceras, después, para alcanzar, finalmente, Monterrubio de la Demanda. En total, 52 kilómetros, con un desnivel acumulado de 693 metros. 

Redacción Viajar

No te lo pierdas. Viajar al pasado en los yacimientos de Atapuerca, apenas a ocho kilómetros del inicio de la ruta.

El gran túnel 

Vía Verde de la Sierra (Cádiz y Sevilla)

Son 36 los kilómetros de esta vía que nos ayuda a recordar el antiguo trazado ferroviario Jerez-Almargen. El viaje comienza en el pueblo gaditano de Olvera y continúa hasta llegar a la loma que separa las cuencas de los ríos Guadalporcún y Guadamanil. Justo en mitad del camino, una sorpresa: el Peñón de Zaframagón, en las estribaciones de la sierra de Grazalema, con una de las mayores colonias de buitres leonados de Europa. Después pasaremos por Coripe, ya en Sevilla, el túnel del Castillo –¡990 metros!–, el del Galletón... El arroyo de los Azares nos descubre el último de los cuatro viaductos de esta ruta que termina en Puerto Serrano, de nuevo en Cádiz.

Redacción Viajar

No te lo pierdas. El Chaparro de la Vega, una encina con más de 200 años, 13 metros de altura y 30 de diámetro.

Ríos y puertos

Ferrocarril Vasco-navarro (Navarra, Álava y Guipúzcoa)

Llanos de cereal, ríos y gargantas, bosques frondosos. Son 123 kilómetros los que recorre esta vía que otorga una segunda vida al querido Trenico que unía Bergara y Estella. En la ciudad navarra comienza esta ruta, diseñada para realizar en dos etapas. La primera pasa por Zubielqui, Ancín, Acebo y Zúñiga antes de alcanzar la montaña alavesa y Vitoria-Gasteiz. Para salvar el túnel de Laminoria, hoy cerrado, el itinerario se desvía por el puerto de Guereñu, con fuertes pendientes. El segundo día podremos acercarnos a Landa y adentrarnos en Guipúzcoa a través del puerto de Arlaban. En Eskoriatz toca elegir: terminar en Bergara o continuar hasta Oñati. 

Redacción Viajar

No te lo pierdas. Apuntarse a una visita guiada al Parque de Salburua en el Centro de Interpretación Ataria.

Por ermitas y castillos 

Vía Verde del Carrilet (Girona) 

Dos son las vías que engloba esta ruta, que recibe el nombre del tren que, hasta los años 60, unía Olot y Girona. La primera de ellas sigue sus huellas durante 54 kilómetros, los mismos que en su día cubría el ferrocarril. El camino del carrilet comienza junto al río Fluvià y el parque de la Font de Sant Roc para luego ir ascendiendo hasta el Coll d'en Bas. La ermita románica de San Miguel, el castillo d’Hostoles y la villa de Anglès son hitos que debemos superar hasta bordear la orilla del Ter. Ya en Girona podemos iniciar la segunda vía, de 37 kilómetros, que, a través de las comarcas del Gironès y del Baix Empordà, nos llevará hasta Sant Feliu de Guíxols.

Redacción Viajar

No te lo pierdas. Pasear por El Call, el barrio judío de Girona, uno de los mejor conservados del mundo.

Tras la huella del hierro

Vía Verde de los Ojos Negros (Teruel, Castellón y Valencia)

Ojos Negros es, en realidad, el nombre de una mina que permaneció en activo hasta 1972. Las toneladas de hierro que salían de sus entrañas eran transportadas en un tren que tenía como punto de partida Sierra Menera y como final Sagunto. Seguir su estela es lo que nos propone la Vía Verde más larga de España, de 160 kilómetros. Desde las altas tierras al pie de las sierras de Javalambre y Gúdar hasta el valle del Jiloca, el recorrido avanza por túneles y viaductos, como el de Albentosa, y pueblos de altura, como Sarrión. En tierras valencianas algunos tramos resultan muy especiales. Entre ellos, el que une Barracas con Algímia d’Alfara. 

Redacción Viajar

No te lo pierdas. Una parada en Navajas para descubrir el paraje del Salto de la Novia y la cascada del Brazal, con una caída de 30 metros.

Bellos paisajes de montaña 

Val de Zafán -Baix Ebre (Tarragona)

En dos tramos se divide esta vía que rememora el trazado del ferrocarril de La Val de Zafán. El primero, de 23 kilómetros, recorre la comarca de la Terra Alta desde la estación de Arnes-Lledó hasta la de Pinell de Brai, donde comienza, pegado al río Canaletes, este segundo tramo de 26 kilómetros. Las trincheras que dejan al descubierto las entrañas rojizas del terreno y una sucesión de túneles –curvos, rectos, largos– nos permitirán vivir una experiencia única entre los parajes montañosos del Parque Natural de Els Ports rumbo a Tortosa, a la que llegaremos tras cruzar un viaducto rojo y metálico sobre el Ebro. 

Redacción Viajar

No te lo pierdas. Un paseo fluvial a bordo del laúd Lo Sirgador, que parte del embarcadero que hay junto al mercado modernista de Tortosa.

Esencias vascas 

Vía Verde del Urola (Guipúzcoa)

Treinta y nueve puentes y 19 túneles. Los algo más de 22 kilómetros que cubre esta Vía Verde siguen la huella del desaparecido ferrocarril del Urola, que acompañaba al río que le daba nombre hasta Zumaia. El recorrido parte de Azpeitia y pasa por Loyola, donde quizás podamos hacer un alto para visitar su santuario. Azkoitia, cuna de míticos pelotaris, Aizpurutxo y su antigua estación, Urretxu y Zumárraga marcan un trayecto que finaliza envuelto por un paisaje industrial que hunde sus raíces en las ferrerías de viento que, en torno al siglo XIII, comenzaron a aprovechar las aguas que bajaban de los montes para establecerse a orillas del río Legazpi. 

No te lo pierdas.El Museo Vasco del Ferrocarril, con una de las mejores colecciones ferroviarias de Europa.

Redacción Viajar