Es tiempo de vendimia. ¡Nos vamos de enoturismo!

Septiembre es sinónimo de tiempo de vendimia. Durante este mes, las bodegas se preparan para cosechar el trabajo de todo un año. ¿Te vienes a una escapada enoturística?

Macarena Escrivá
 | 
Foto: PHOTOGENIC AGENCIA GRAFICA

Enoturismo en familia: Bodegas Cepa 21

PHOTOGENIC AGENCIA GRAFICA

Del 15 de septiembre y hasta el 15 de octubre, podrás descubrir todos los secretos de la elaboración del vino de la mano de las bodegas Cepa 21 con su Taller de Vendimia. Esta bodega de la división más moderna de Emilio Moro, acoge esta jornada ideal para pasarla en la familia. La experiencia comienza en el Horcajo, uno de los viñedos más importantes de la bodega. Allí se mostrará cómo recoger la uva una vez esté en su punto óptimo de maduración y lo mejor de todo, podréis embarcaros en una vivencia única, el pisado de la uva tal y como lo hacían en la antigüedad los viticultores de la Ribera del Duero. El día termina conociendo el proceso de embotellado en bodega y se servirá vino para los mayores y mosto y chucherías para los más pequeños. ¿Nos apuntamos?

Vendimia de vinos de altura: Bodega Finca Río Negro

Bodegas Finca Río Negro

Apunta estas fechas en tu agenda: 15, 22 y 29 de septiembre. Son los días en los que la bodega Finca Río Negro celebra su ya tradicional fiesta de la vendimia. La bodega destaca por tener uno de los viñedos más elevados -1000 metros de altura- desde el centro de la Península hasta el norte de Europa, lo que hace que sus vinos tengan unas características muy especiales. Se ubica junto al Parque Natural de la Sierra Norte de Guadalajara y esta es la ocasión perfecta para conocer el proceso de elaboración del vino, pasear por los viñedos, visitar su bodega integrada en la naturaleza y, por supuesto, saborear sus vinos. 

Lujo entre viñedos: Abadía Retuerta

Se trata de una de las grandes bodegas de la zona de Sardón de Duero (Valladollid) y es que en este punto, se combinan viñedos, bodega y un hotelito con encanto sin igual. Organizan una actividad de vendimia en la que te convertirás en bodeguero por un día. Desde recibir el material necesario para realizar una buena vendimia, hasta recoger las uvas a mano. Todo ello culmina con un prensado en la prensa tradicional, cata del mosto y una degustación de Abadía Retuerta Selección Especial. Si quieres que tu experiencia sea redonda, quédate a comer en el hotel LeDomaine, ya sea en su espacio informal llamado la Vinoteca o en el Refectorio su restaurante de cocina de autor contemporánea. Tras reponer fuerzas con una buena comida, acércate a su spa y regálate un momento de calma, bien relajándote en su piscina interior o apostando por uno de sus tratamientos de oenoterapia, que aportan energía y renovación interior. 

Patrimonio, arte contemporáneo y solidaridad: Bodega Otazu

Bodegas Otazu

Si quieres unir el vino con una inmersión en la unión entre patrimonio histórico y el arte contemporáneo más audaz, tu visita ha de dirigirse a las bodegas Otazu. Para ello nos trasladamos a Navarra. En un enclave idílico podrás disfrutar de experiencias pensadas única y exclusivamente para el deleite de quienes les visiten. Desde recorrer el Señorío o la bodega, hasta sobrevolar la propiedad a bordo de un helicóptero sobre sus más de 110 hectáreas de viñedo. ¿Lo mas divertido? Que también podrás apuntarte a 'Ser enólogo', un taller que profundiza en los secretos del vino y en el que podrás ensamblar tu propio vino. Además, el próximo 22 de septiembre organizan su fiesta solidaria 'Otazu. Vendimia por una sonrisa' en la que, durante una jornada completa, se darán cita música en vivo, barra libre, un globo aerostático y calesas para conocer el Señoría, entre otros, y todos los fondos que se recojan de la misma, se destinarán a Adano (Asociación de Ayuda a Niños Oncológicos) y a Niños contra el Cáncer. Una bonita forma de pasarlo bien y ayudar a los demás. 

Una vendimia diferente: Champagne Le Gallais en Francia

Champagne Le Gallais

Para la siguiente vendimia nos trasladamos al país vecino. Allí, en la región de La Champagne, multitud de pequeños productores dedican estos meses a la recogida y ensamblaje de sus vinos. Muy cerca del río Marne, se asientan las tierras de champagne Le Gallais, que en su día pertenecieron a Madame Veuve Cliquout. Para estas fechas especiales, organizan talleres como el 'De la viña a la copa' en el que los asistentes podrán recoger a mano la uva, catar vinos clarificados y embarcarse en una experiencia olfativa alrededor de los aromas del champagne. También organizan comidas en las que maridan quesos franceses y champagne o visitas para conocer los viñedos, la finca que los rodea y su coqueta bodega. La visita tiene premio, ya que podrás acercarte al maravilloso Château de Boursault, una joya arquitectónica en la zona